A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

¡Inscripciones Abiertas!

El pasado Jueves la súper delegada – que ya no lo es tanto – Lorena Cuéllar también de apellido Cisneros, anunció en su rueda de prensa con sus amigos el inicio en Tlaxcala del proyecto de las Universidades comunitarias “Benito Juárez”, que estarán ubicadas en dos campus: Xaltocan y Cuapiaxtla e impartirán las ingenierías Agroalimentaria y Ambiental.

Por tal motivo la funcionaria federal invito a los interesados a inscribirse a cualquiera de los planteles y a las dos únicas carreras existentes.

 Lo anterior no tendría nada de relevante sino es porque ambas Universidades ni siquiera han sido construidas, peor aún, los terrenos donde estarán estas magnas joyas de la educación en la cuarta transformación apenas se encuentran en trámites de regularización, pues los predios serán donados por los ayuntamientos respectivos, situación que bien podría llevarse un buen rato, dada la eficiencia en los trámites burocráticos de este país.

Resulta hasta simpático que se convoque a cientos o miles de jóvenes a inscribirse en una universidad a la cual ni siquiera le han hecho un agujero para los cimientos, pero eso sí, se les pide se inscriban a la brevedad pues en el mes de marzo comenzaran los cursos de regularización, ¿Pues donde tendrán esos cursos?, no creo que los pongan al rayo del sol a un lado de las vacas y borregos que anden pastando, bueno en una de esas.

Lo mejor sería que la ex senadora, diputada federal, local, alcaldesa, sínica, perdón síndica, maestra etc, etc, etc, preste algunas de las aulas de su colegio Guillermo Valle para tales fines, con ello demostraría su verdadero amor y compromiso por el proyecto, pero la verdad dudo mucho que lo haga.

Pero para rematar, la Delegada del “Bienestar” para su familia – la de ella, no la suya- también convoca a los interesados en ser maestros de dichos planteles, es decir, no solo no hay una piedra de las Universidades, tampoco hay docentes. ¿Habrá ya dinero?, dicen que si, pero…

No es que uno critique el hecho de que se vayan a crear estos espacios nuevos de educación superior en Tlaxcala, por el contrario, se aplaude, pues tristemente muchos jóvenes no tienen oportunidad de ir a la universidad, y estos proyectos son una valiosa alternativa, lo que no se entiende es porque si no tienen ni el pizarrón, convoquen a inscripciones, en un fenómeno parecido al censo de bienestar, “vamos muy avanzados pero en realidad no tenemos nada”.

Seguramente la Delegada debe cumplir con un estricto cronograma de actividades impuesto por el presidente, primero el censo incompleto, ahora las universidades, pero como Doña Lore anda más preocupada por la sucesión, y a quién echarle tierra para bajarlo de la carrera, está dejando pasar el tiempo de sus verdaderas responsabilidades, que son el Bienestar de Tlaxcala, al Peje style.

Pero mientras comienza la edificación de los planteles AMLOniversitarios, se espera que muchos jóvenes comiencen a inscribirse, para con ello la delegada pueda presumirle al presidente la abultada matrícula con la que ya cuenta y le ponga su estrellita en la frente, aunque sea meramente con planteles simulados, como el mismísimo Censo, seguramente si no tiene buena respuesta la convocatoria igual seguro nos dirán que casi medio estado ya se inscribió, reitero, como con el Censo.

En una de esas….¿ no está condicionada la inscripción a la U a cambio de un voto futuro para morena?. No podemos dejar de lado que el partido en el poder todavía se siente en campaña, y para muestra el video sobre el plan nacional de turismo donde aparece claramente el logo de morena. Aunque es cierto que el propio presidente ordenó bajarlo de manera inmediata pues eso no corresponde a un gobierno democrático, los miles de impactos ya transmitidos, nadie, pero nadie se los quita, así como a Lore su matrícula de la universidad de a mentiritas…

El fenómeno.

Resulta hasta simpático que la película ganadora del Oscar, sea precisamente, aquella que no he visto. ROMA era la gran favorita, pero al final, Greenbook se llevó la estatuilla, pero no puedo criticar a la academia por tal decisión porque, insisto, ¡no la he visto!, como emitir un juicio al respecto cuando no se tienen todos los elementos necesarios para hacerlo.

Quién entendió el sarcasmo entendió—si no…

Pero ya en serio y hablando de cine, Igual y si es mejor, pero igual y no, a estas alturas ya de poco o nada importa, no tiene la mayor relevancia, pero lo que aún me cuesta entender es el fenómeno en las redes sobre el tema. Digo, todos queríamos que ganara la nuestra, poco tenemos que celebrar los mexicanos, ROMA era nuestro pretexto para sacar las frustraciones, es como en el fútbol con la selección, pero de ahí a descalificar abiertamente a una película que no han visto, es de verdadera risa.

Y es que Greenbook pasó casi de noche en las carteleras cinematográficas nacionales, la soberbia es uno de nuestras mayores debilidades, y la poca asistencia a las salas donde se proyectaba este filme, solo habla mal de los distribuidores y de esa política muy poco conocida del cabildeo cinematográfico, caso curioso, pues recuerdo que los propios dueños de las Salas comerciales se negaron tajantemente a proyectar ROMA, al final no proyectaron casi nada, salvo por supuesto la de Lady Gaga y Bradley Cooper, por ser los entes y el filme más comercial de las nominadas.

Finalmente los Cuarones tuvieron mucho que celebrar al ganar tres Oscares, y creo México se queda satisfecho con los resultados del fenómeno cinematográfico llamado ROMA, y del dominio arrollador de los cineastas mexicanos en la meca del cine, aunque Trump haga puchero.

@olaizmau

error: Linea de Contraste