A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

El 7% para robar y la festividad de la obligación…

El pasado 28 de mayo del año en curso los diputados locales aprobaron el dictamen que presentó la comisión de finanzas y fiscalización para el proceso de revisión de las cuentas públicas 2018. En este dictamen venía una de las bases del procedimiento que consistía en que serían reprobadas todas aquellas cuentas públicas que presenten un daño patrimonial superior al 7% del presupuesto devengado en ese ejercicio fiscal.

Desde que un servidor se enteró de lo anterior le bauticé como el 7% para robar. Y es que no tiene precedente alguno en cualquier ente fiscalizable de la sociedad civil – es decir todos nosotros – un porcentaje de perdón a anomalías financieras ante la autoridad tributaria.

Si usted tiene un negocio, no importa el tamaño, y está debidamente registrado, usted deberá pagar impuestos, punto. Y el SAT, bajo ningún argumento que no sea el de absoluta claridad y cuentas que cuadren le dejará ir tranquilo. No me imagino presentando una declaración con anomalías y gastos no comprobados ante Hacienda con el argumento de que tengo un 7% de perdón para ser aprobado. Para nada, o cuadra o multa, evasión canija, prisión segura.

Pero como ya vimos, eso no preocupa a los ayuntamientos y demás entes fiscalizables del gobierno. Ese 7% es un verdadero salvoconducto para dilapidar recursos públicos, dinero de todos nosotros.

Y es que si un ayuntamiento tiene un presupuesto de, por decir una cifra alegre, 300 millones de pesos, su cuenta será aprobada y hasta celebrada a pesar de que no pueda comprobar en que se gastó 21 millones de pesos, simplemente por estar dentro del rango del malévolo 7%.

Claro, el congreso dirá y cito…”En lo que corresponde a estos dictámenes aprobados, de igual manera, el OFS debe dar seguimiento a las observaciones pendientes de solventar, por lo que el dictamen avalado no modifica, solventa, limita o implica nulidad de las observaciones, las que continuarán subsistentes conforme a los informes de resultados”….Pura paja…

¿Usted sabe, conoce o está enterado de algún seguimiento o resolución de observaciones a dictámenes aprobados con observaciones millonarias?…Claro que no…caramba, si ni siquiera los que son reprobados tienen seguimiento…¿Cuántos presidentes municipales conoce hayan estado en prisión por no solventar  sus cuentas reprobadas en los últimos 50 años?  ¿ o tesoreros?….Por el contrario, unos caminan tranquilamente por centros comerciales, manejan grandes camionetas y atropellan ciclistas, otros son hoy hasta diputados, que por cierto, se quejan de aquellos que reprobaron, y otros hasta nuevos partidos políticos quieren crear.

Si usted amigo(a) lector, es responsable de los recursos de un negocio, desde una pequeña tienda de conveniencia hasta un gran conglomerado le pregunto. ¿Tiene un margen o porcentaje, cualquiera que este sea, de no comprobación de gastos? No necesito esperar su respuesta…es un rotundo no. O comprueba lo gastado al 100% o usted tiene un serio problema, porque la iniciativa privada es otra cosa, ahí cada peso y centavo tienen que tener un sitio comprobado, real y auténtico. Por eso yo me pregunto…¿Por qué permitimos que el dinero que pagamos con nuestro trabajo e impuestos pueda quedar a la deriva sin que se sepa a dónde se fue?….Y es que no son cientos, ni siquiera miles, son millones de pesos.

De las 61 cuentas públicas correspondientes al ejercicio fiscal 2018, dictaminadas hasta este momento, solo en observaciones a las cuentas aprobadas hablamos de casi 98 millones de pesos de los que no sabremos jamás su destino. Súmele las reprobadas y es una cantidad de miedo….y eso pasa cada año.

Congresos van y congresos vienen, munícipes de igual manera, responsables de instituciones de gobierno la misma cosa, y el mecanismo es el mismo y los resultados igual, millones volando y en los bolsillos de todos ellos y a la vez de nadie.

Insultante, además de todo, es que cuando un ente fiscalizable es reprobado por no poder comprobar gastos superiores al fabuloso 7% para robar, incluso algunos como el  ITIFE con un daño patrimonial de 99 millones o el del municipio de  Zitlaltépec con 17 millones de un presupuesto anual de 42 millones, el dictamen nos entregue la fabulosa frase…y cito…

“De acuerdo al dictamen, ese porcentaje no se ubica dentro de los márgenes de razonabilidad y legalidad que exige el manejo, custodia y aplicación de los ingresos, egresos, fondos y en general de los recursos públicos.”

¿Márgenes de razonabilidad? ….¿De qué razonabilidad me hablan?, ¿Cómo pueden ser razonables gastos no justificados por millones de pesos?, ahora resulta que el rango de razonabilidad lo ponen los diputados…..los diputados…y sobre todo aquellos del No robar. No mentir. No traicionar….¡Señor López!…¡ aquí es donde empieza y termina la corrupción!, pues es cierto que esto no solo pasa en Tlaxcala, sino en toda la nación.

Pero más insultante aún es ver a aquellos entes aprobados, pero con observaciones millonarias, divulgando en cuanto medio de comunicación existe o en redes sociales, como sus cuentas son transparentes, correctas, un dechado de contabilidad y honestidad, bueno me permito citar uno de esos boletines para ejemplificar…Solo agregue una foto decente de Anabell Ávalos.

“Es así como la comuna capitalina continúa dando resultados positivos a la ciudadanía, con lo que refrenda el compromiso de redoblar esfuerzos para bien de los habitantes de las 11 comunidades y 7 delegaciones, a través de un manejo responsable de las finanzas públicas.”

¿Pero y si no tuvieran ese corruptor 7?..Además ¿que celebran?…es su pinche obligación. Al final todo es electorero….

Mientras la autoridad no se maneje en el plano financiero y de rendición de cuentas en el mismo sentido que Hacienda nos exige a los entes privados……No veo que tengan nada que celebrar. Pero somos los ciudadanos cómplices y verdaderos responsables de todo esto al no exigir, de manera categórica, el seguimiento de cada peso y centavo de cada cuenta pública, y sin ese 7% para robar.

@olaizmau

error: Linea de Contraste