Resumen

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

Fe de erratas sobre Los Coyotes

Con motivo de la enorme felicidad que ha generado en el estado el bicampeonato y ascenso de los Coyotes de Tlaxcala, propios y extraños han querido comentar sobre el tema, lo cual es válido y respetable, solo que con cierto desagrado he notado que la gran mayoría; que no todos, cometió el mismo error informativo ante la indiferencia del respetable.

Seguro dirá que no tiene mayor trascendencia, sin embargo la tiene, pues es un dato relevante y de hasta cultura general, es como decir DF y no ciudad de México, todos entienden a qué lugar se refiere, pero el cambio constitucional ya obliga a poner invariablemente Ciudad de México en oficios, notas, relatos, etcétera.

Me refiero a que todos alaban el ascenso de Coyotes a la Primera “A”, incorrecto, la Primera “A” desapareció en el año 2009, los cambios fueron radicales y desde entonces se le conoce, tanto oficial como reglamentariamente como Ascenso MX, y si quiere regalar el anuncio el nombre comercial en realidad es Liga de Ascenso BBVA Bancomer MX.

Sirva solo como dato informativo, a la mayoría se les perdona, pero a los que cubren deportes en el estado, NO CHINGUEN…

Lo bueno es que ya el Gobierno dijo que va ampliar el Tlahuicole, lo malo es que no dijo cuánto TIEMPO le va a llevar, el próximo torneo empieza en agosto. Y mientras -¿Dónde jugarán los niños…Coyotes?- El caso está lejos de tener ya una solución.

¡Disparen, que es Periodista!

Total no pasa nada, les pueden apuntar como a figuritas de plomo en tiro al blanco de feria, accionar el gatillo y tumbarlos, porque a los responsables de salvaguardar su integridad, ¡les vale madre!.

Si…les vale madre, como les vale madre que México haya sido catalogada la nación más peligrosa del mundo para ejercer el periodismo solo después de Siria, y ni un ápice de vergüenza, ni un dejo de arrepentimiento. Seguramente todo está en nuestras mentes, porque para el gobierno no es un problema que ponga en riesgo a las instituciones, la seguridad y la integridad de la nación.

Al contrario, les hacen un favor al matar periodistas, así no habrá quién revele sus actos de corrupción, así no habrá quién escriba sobre la impunidad, la injusta distribución social, no habrá quién investigue el tráfico de influencias, los desvíos multimillonarios de OHL a las campañas en México y en España, la desaparición de los 43, los asesinatos del Ejército en Palmarito Tochoapa y Tlatlaya, los miles y miles de desaparecidos, la guerra contra el narco, la relación del narco-estado, las fosas interminables, por eso el Gobierno mejor hace que mira al horizonte mientras otros no tienen empacho en disparar, pues son periodistas, delito que garantiza la impunidad.

Mejor encumbremos a la prensa rosa, hagamos de Paty Chapoy, referente del periodismo nacional, donde todo es solo chisme de lavadero, donde los grandes asuntos no se comentan, ni escriben, pues no existen ya que nadie los investiga, dejemos al periodismo en manos santas y sabias como las de López Dóriga o de Ciro Gómez Leyva, para que solo se sepa lo que quieren que se sepa, de cómo se mueve a México hasta la estratósfera, así tal vez, solo tal vez, no habría un periodista muerto más, pero entonces, sin duda, se comenzaría a morir la sociedad.

Tal vez por ello ahora se entienda porqué cada vez hay menos periodistas en espacios de opinión, espacios que ocupan, precisamente, los responsables de dejarles a su suerte, si…. hoy no es extraño encontrar en portales, diarios, videos, blogs, los puntos de vista de Senadoras, ex Gobernadores, diputados y presidentes de partidos, opinando sobre los grandes retos de la nación, expiando sus culpas y aprovechando para culpar a los de enfrente, proponiendo en tinta lo que no ponen en tribuna, más espacios para más promesas huecas, con puntos de vista críticos pero sin acciones, finalmente quién mejor que ellos para ponerlos en práctica, dejando su beneficio personal para ponerla a favor del pueblo.

Esos espacios de “opinión” los miran como una vitrina más, para estar vigentes, sonrientes, escaparates  para futuras convocatorias al poder, mientras que pocos o ninguno se compromete verdaderamente para que ni un periodista más sea asesinado en este país…No son los políticos los que están tendidos en el suelo sangrando, dejando ir la vida por el simple hecho de querer informar a la sociedad sobre lo que está mal, esperando una respuesta de la misma que la mayoría de las veces nunca llega, ya demasiado acostumbrados a que esto pase ante la indiferencia de la autoridad.

La indignación internacional es fuerte, pero el Gobierno se hace como el Tío Lolo, a menos claro de que seas una vaquita marina, ¿Acaso Di Caprio tomará la bandera del asesinato a periodistas hasta que estén cerca de la extinción?…

Las condolencias del Presidente están de más si no vienen acompañadas con los despidos de su gabinete de seguridad, pero eso sí, que buenos son para armar un sketch como el realizado recientemente en Ocotlán, mostrado en el Facebook de Peña Nieto..De Miedo.

Lo más triste es que puedo asegurar que el asesinato de Javier Valdez va a permanecer también en la impunidad.

¡No se mata a la verdad, matando a periodistas, solo la ocultan un poco más!

@olaizmau

">