A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

“Todo se derrumbó”

Como la conocida letra de la canción del intérprete Emmanuel, incluida en su cuarto disco “íntimamente” de 1980, para Juan Carlos Sánchez García, “todo se derrumbó”. Y es que comparando las encuestas de septiembre a octubre los números pasaron de ser un éxtasis electorero a una resaca incómoda.

A finales del pasado mes de septiembre varios medios publicaban, entre asombro y hasta emoción, los resultados de la encuesta de massive caller. En ella sorprendían los números del aspirante de varios partidos y de ninguno, Juan Carlos Sánchez García. El autodenominado “Saga” aparecía con un 45.8% en la intención del voto panista, lo que significaba un crecimiento de más de 25 puntos en solo un mes y se emparejaba en intención de voto al interior de Morena a la propia Lorena Cuéllar.

“Tlaxcaltecas a favor de “El Saga” para el 2021”, “Lorena y el Saga encabezan encuesta”, “El Saga el único que puede derrotar a Lorena”, “Saga sigue creciendo y es contendiente”, eran algunos encabezados de portales y pasquines en ese entonces.

El problema de estos “números” en el mes de la patria es que se los creyó quién menos debería de hacerlo….el propio Saga. De inmediato el ex diputado local salió a ventilar a los cuatro vientos sus fantásticos, más bien fantasiosos, resultados de la encuesta. La hizo publicar por redes sociales, medios afines y hasta se atrevió a arrostrar a algunos personajes de la prensa que le hemos criticado en el pasado….

Pero en octubre “todo se derrumbó”. Los números de la encuesta de massive caller pusieron las cosas en su aparente lugar y devolvió a la tierra a los mortales que ya se sentían dioses. Aunque se debe decir que la muestra demoscópica nos lleva indudablemente a pensar, o bien que la de septiembre estaba mal, o bien que el Saga se la creyó tanto que se tiró a la hamaca a presumir, por lo que se desplomó, tan sorpresivamente, como creció. Se ponchó con una recta de media velocidad  al centro del plato, y eso que se presume como el cuarto bate.

De un “sorprendente” 45.8, Sánchez García cayó en octubre a 27.6%, más de 18 puntos en solo 30 días. Lógicamente esta encuesta ya no apareció por ningún lado, sus redes callaron y sus corifeos también. Lo peor para las intenciones del empresario de la construcción, es que se le emparejó la diputada federal, Adriana Dávila, quién pasó de un 17.9% en septiembre a 24.1% en octubre, lo que los pone casi en un empate técnico.

Los números de la apizaquense han venido subiendo de una manera más lógica y elemental, pero no hay duda de que las agresiones verbales del diputado Fernández Noroña en contra de Dávila Fernández, así como su lógica respuesta le permitieron abonar a su cuenta 6,2 puntitos muy buenos para la dos veces candidata al gobierno por acción nacional.

Pese a ello Adriana no publicó su crecimiento, no alardeó, no se confrontó. Finalmente hay más “callo” político en la legisladora federal. Y… ¡quién lo iba a imaginar!, Fernández Noroña resultó ser el mejor estratega del Adrianismo. Vale mencionar que la tercera en discordia, Minerva Hernández, también tuvo un crecimiento casi exponencial, pues de un insípido 4.8% en septiembre, subió a 19% en octubre. ¡Estas encuestas de massive caller!

Así pues Sánchez García deberá conformar una mejor estrategia, empezando por definir si será respaldado por algún instituto político o bien comenzar a cumplir los requisitos para ser candidato independiente, pues aunque sus números lo hacen competitivo al interior del PAN, eso no quiere decir que vaya a ser el ungido por los blanquiazules y mucho menos que sea competitivo en la elección de 2021, aunque ya ande repartiendo secretarías, puestos, negocios y hasta candidaturas.

En Morena la encuesta no cambia demasiado, Lorena sigue en la estratosfera, Joel que crece a paso de tortuga y Ana Lilia que se estanca, la senadora, no bajó, pero tampoco creció ni medio puntito.

Aunque las guerras morenas escenificadas en las asambleas estatales en algo si mermaron a la Virreina, la evidencia contundente de su mano negra para reventarlas le costó caer 2.5 % en las preferencias al interior de morena. Aunque dada la magnitud de la evidencia y de su posterior intento por lavarse las manos, la verdad, le salió barato. Pero también los senadores no se vieron beneficiados, tal vez porque la encuesta pudiera haber sido levantada antes de las tristísimas muestras de la organización al interior del partido “diferente”.

Por cierto y a colación de las asambleas, en mera amenaza mediática quedaron las declaraciones de la senadora Ana Lilia Rivera, quién en entrevista con mi compañero José Luis Ahuactzin acusó directamente a Cuellar Cisneros de los actos vandálicos y del uso de recursos públicos de la delegación del bienestar en la movilización y engrosamiento del padrón, dijo que presentaría las denuncias correspondientes ante las autoridades de partido y competentes, sin embargo, en la lista entregada por la titular de la función pública, Irma Eréndira Sandoval, de los súper delegados denunciados por el uso indebido de recursos públicos en las asambleas morenistas no apareció el nombre de la de Tlaxcala, ¿Nos mintió Ana Lilia?, o tan solo se quedó en una triste declaración al fervor  del combate. Le siguen dando cuerda.

En el PRI se pone la cosa interesante, casi igualados el profesor Florentino y la alcaldesa Anabel.  No se ha dormido en sus laureles el actual secretario de educación y el resultado de su operación política se está reflejando, a pesar de que la educación en el estado está desatendida y en autentica picada, pero eso seguro ya lo sabía el gobernador Mena al nombrarle, finalmente la educación puede esperar, una vez más.

Anabel debe apretar el acelerador pues la ventaja que tenía se le ha escapado, a pesar de que en su ayuntamiento, no hay directores con el perfil de necesidades de la comuna, sino puros operadores políticos, ya va siendo tiempo que los despierten y que se pongan a hacer para lo que les han pagado todos estos años y dejen de andar bebiendo café en el bunté toda la mañana.

La massive caller de octubre a unos los derrumbó, a otros los encumbró, la realidad es que los números demoscópicos nos muestran, una vez más, que no debemos hacerles tanto caso……mucho menos los ahí mencionados.

“Yo era feliz contigo encuesta mía

Tú eras mi perro fiel, yo era tu guía

Hasta que desperté de mi locura

Y pude comprender que me mentías.”

@olaizmau

error: Linea de Contraste