A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

Pretendiendo entender la iniciativa de la diputada grosera.

Gran revuelo causó la diputada petista Michaelle Brito, autodenominada como la diputada todo terreno, al presentar una iniciativa que ella considera como vanguardista.

Y es que en la sesión del pasado martes subió a tribuna a darle lectura a la iniciativa que pretende, o pretendía según el caso, elevar a las ganaderías de toro de lidia como 100% ecológicas. No fue aprobada, lo que causó una enorme indignación en la legisladora.

Usó la máxima tribuna para denostar a sus compañeros diputados a los que tachó de ignorantes, arremetió contra Rafael Ortega Blancas, a quien acusó de querer chingarse todo, de hacer empresa en la feria y no preocuparse por dejarle beneficios al pueblo, palabras más, palabras menos.

Al coordinador de la bancada del PAN, Omar Milton López, lo acusó de ser el promotor, junto a Ortega Blancas, de echarla para atrás, de confundir a la débil María Félix Pluma para que no fuera aprobado el acuerdo pese a que, según la Petista, éste ya había sido planchado en la Junta de Coordinación y Concertación Política con el apoyo del propio López Avendaño.

Pero lo que la legisladora oriunda de Tlaxco perdió de vista con sus tradicionales arranques groseros, fue el de explicar cómo amenazó, con peras y manzanas, el objetivo, razón, relevancia de esa iniciativa que para muchos nos sonó por demás ambigua, dudosa e irrelevante.

Aunque mi intención no es hacerle la chamba a la diputada petista, me he puesto a investigar, para tratar de entender la iniciativa y si existe algún antecedente, en México o en España, de alguna ganadería de toro de lidia 100% ecológica, de entrada le digo que sí, pero no….Me explico.

Existen ya en el mundo las ganaderías ecológicas, pero son aquellas dedicadas 100% a un fin comercial de la producción de alimentos, a través de la comercialización de borrego, vacas, cerdos, para el consumo humano, mientras que la mayoría de las ganaderías de toro de lidia se realiza, por lo general, por afición y disfrute y no por un legítimo beneficio económico.

¿Qué es la ganadería ecológica?

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, la ganadería ecológica consiste en un compendio de técnicas ganaderas que excluye el uso de productos químicos con el objetivo de preservar el medio ambiente y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales.

Para ser una verdadera ganadería ecológica es importante mantener un equilibrio entre ganadería-naturaleza para evitar el deterioro del suelo y la vegetación provocados por el sobre pastoreo. Esto se consigue adaptando la carga ganadera de manera que no se sobrepase la cantidad de estiércol que un suelo puede soportar para evitar problemas de contaminación por nitratos.

Un 60% de la alimentación del animal debe estar sustentada en el pastoreo ya que, además, el ganado beneficia al suelo con el aporte de estiércol. El propósito principal de la alimentación será asegurar una producción de calidad, cubriendo todas las necesidades nutritivas de los animales, pero sin perseguir el máximo rendimiento del ganado. Si se necesita una alimentación extra se debe llegar a acuerdos estables con agricultores para el suministro de alimentos, antes que recurrir a comprar alimentos comerciales. Para ahorrar dinero, si es posible, es preferible cultivar los alimentos en la propia finca. También existen en el mercado productos alimenticios para ganado con certificación ecológica. En el caso de las ganaderías de toro de lidia, el objetivo ecológico va más con la idea de mantener su supervivencia.

Conforme avanza la campaña de los denominados “anti taurinos” en contra de la fiesta brava, la tauromaquia y la crianza del toro de lidia, los amantes del arte taurino han entendido la necesidad imperiosa de justificar la crianza más allá de la imagen en un ruedo. Es por lo anterior que se ha buscado darle un significado más grande al toro bravo y esto va de la mano de la ecología.

El toro bravo, según la asociación de ganaderos de toro de lidia en España, es un defensor del medioambiente; un valor ecológico de primera magnitud, y un elemento fundamental para el mantenimiento y supervivencia de la dehesa, un ecosistema único.

El director general de la fundación por la preservación del toro de lidia, Borja Cardelús, afirma que, “la Tauromaquia es Ecología, es por demás importante reivindicar y defender el papel del toro de lidia como elemento «clave en el equilibrio ecológico». Asimismo, destacó la capacidad del toro bravo para adaptarse a ecosistemas de poca o nula rentabilidad para otros ganados, como la sierra bravía o la salina, y la dependencia que tienen de la dehesa numerosas especies de aves que viven en los ecosistemas del toro’.

Lo que parece claro, en primer lugar, es que el toro cumple un papel relevante en su entorno medioambiental. Isabel Carpio, secretaria general de la UCTL (Unión de creadores del toro de lidia), señala que «la ganadería brava hace un aprovechamiento racional de los recursos, mantiene el ecosistema, contribuye al equilibrio del medio en que vive y, sobre todo, protege la dehesa porque limita el acceso del animal más depredador que existe: el ser humano».

En otras palabras, la lucha de las ganaderías de toro de lidia por demostrar su enorme aporte ecológico va más por la denostación que han sufrido en los últimos años por parte de aquellas organizaciones que buscan acabar con la corrida de toros y a la larga la extinción del toro de lidia para convertirle en un simple ejemplar de pastoreo o producto alimenticio humano.

Las ganaderías de toro de lidia en Tlaxcala son ya de por si un aporte a la ecología, abarcan 30 mil 240 hectáreas en el estado con un total de 37 ganaderías. Luego entonces me parece qué, más que la cámara de diputados apruebe una iniciativa como tal, y coincidiendo con el diputado Panista López Avendaño, se deberá buscar en otros entes la certificación ecológica avalada por las instituciones encargadas del área, para así garantizar el futuro de las dehesas.

Aunque de por sí, cualquiera que haya estado en una ganadería de toro de lidia, entiende su gran aporte al ecosistema y la relevancia de su existencia.

De Nada Michaelle…..

@olaizmau

  • Con información del ministerio de agricultura, alimentación y medio ambiente: España https://www.mapa.gob.es ›

  • Diario el país

  • Periódico la Vanguardia

  • Ley 18/2013,  de  12  de  noviembre,  para  la  regulación  de  la Tauromaquia como patrimonio cultural.

  • La raza de Lidia – Universidad Complutense de Madrid

  • https://www.ucm.es › genetvet › la-raza-de-lidia

error: Linea de Contraste