A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

De la expectativa a la desilusión..

En la mañanera del lunes 4 de noviembre, el presidente López Obrador anunció que en el último bimestre la Secretaría de Hacienda canceló la partida de becas Benito Juárez para los estudiantes de preparatoria, porque algunos funcionarios “levitan” y se olvidan de los ciudadanos.

En su tradicional estilo, el ejecutivo culpó a terceros por la mala planeación de algunos de sus colaboradores y de lo que llama la inercia de anteriores gobiernos, el caso es que cientos de miles de estudiantes de la nación no contarán con su apoyo a final de año.

7 mil estudiantes serán los directamente afectados en Tlaxcala, por la mala planeación de alguien que no se da baños de pueblo, según el presidente. Pero pese a que el anuncio oficial fue desde el pasado 4 de noviembre, el titular de la Representación de la Coordinación Estatal de este programa, Homero Meneses Hernández, lo dio a conocer en rueda de prensa con los amigos hasta el 20 de noviembre.

A diferencia del presidente, que evidenció fallas en la SHCP y en los encargados de presupuestar y mover el dinero, Meneses aclaró que la insuficiencia presupuestal no se debe a una falta de planeación y previsión, sino al éxito que ha tenido el programa entre estudiantes de educación media superior, pues desde que se puso en marcha la entrega de estos apoyos de mil 600 pesos bimestrales, el año pasado, ha incrementado la matrícula inscrita en este nivel de enseñanza tanto a nivel estatal como en el ámbito nacional.

¿A quién le creemos, al presidente o a Meneses?, en realidad no importa pues el resultado es el mismo, 7 mil estudiantes se quedarán sin el dinero tan promocionado, tan prometido, pero como el prometer no empobrece, el pobre estudiante se queda sin su apoyo, ante un argumento ridículo, excusa oficialista tan típica y natural, como cualquiera que en el pasado hicieran Panistas y Priistas por igual.

Sin duda se extraña en el presupuesto las partidas asignadas a apoyos a salvadoreños y hondureños, por mencionar algunos. Y no es que el ser solidario con los vecinos centroamericanos esté mal, pero por lo menos yo prefiero ser más práctico. Primero mi diente y luego mi pariente. Si ya se cubrieron con éxito los programas asistencialistas de los mexicanos, y quedó dinero, entonces sí se puede pensar en ayudar a otras naciones.

López Obrador, en campaña, prometió que la beca Benito Juárez tendrá cobertura universal al final de su mandato.  Pues el inicio es poco alentador para un compromiso tan grande, sobre todo cuando nadie tiene la cifra exacta de cuantos estudiantes hay. De que sirvió el tan mentado censo del bienestar, tan finamente electorero pero tan ineficientemente educativo.

Pero sobre el argumento del propio encargado federal, la entrega de las becas Benito Juárez provocó, según él, que más alumnos se inscribieran a un plantel de bachillerato, que disminuyera la deserción escolar y que estudiantes que acudían a preparatorias particulares se cambiaran al subsistema público. Estos factores originaron que ya no alcanzara el recurso proyectado para este año en la entidad.

Pero, luego entonces, al final… ¿no era ese el objetivo?…Pues no, más bien es el pretexto….Tiene razón el presidente, muchos de sus funcionarios solo levitan.

También hay que recordar las quejas que recibió el censo en su arranque, dando de alta a personas que no necesitaban el apoyo y a otros hasta registrándoles dos o tres veces. La molestia del alumnado “beneficiado” es claro y evidente, pues una promesa no cumplida es una mentira electorera, no caben los pretextos, pues la expectativa generada en los estudiantes fue grande y el resultado nefasto.

Finalmente muchos estudiantes argumentan que se inscribieron en agosto a la prepa, les prometieron la beca y nunca llegó pues según el anuncio de Meneses Hernández desde septiembre no habrá pago, por lo que en realidad la beca no fue entregada durante todo el segundo semestre del año o bien en el primer semestre del ciclo escolar 2019-2020.

Homero Meneses mencionó que las quejas son…”como ver el prietito en un delicioso arroz, pues han entregado millones de pesos en apoyos, lamentablemente son 7 mil prietitos, que decidieron continuar sus estudios sabedores que contarían con un apoyo para hacerlo. Hoy esos prietitos han pasado de la expectativa a la desilusión.

Esperemos que eso no sea motivo para que algunos de ellos decidan dejar la escuela porque simplemente ya no pueden cubrir sus pasajes, material de trabajo y estudio. Baste ver solo las redes sociales para conocer cuál es el sentir verdadero de esos que se quedaron sin apoyo. Benditas redes sociales.

@olaizmau

error: Linea de Contraste