A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

Lógicas pero no entendibles, para mí

Finalmente el partido en el poder dio color y el pasado sábado destapó a sus aspirantes al senado y a la cámara de diputados. Las designaciones se entienden lógicas pero no se explican igual, o seguramente un servidor no las entiende, pese a que estaban cantadas desde largo tiempo atrás.

Anabel Alvarado ganó de calle la elección a diputada federal en la pasada elección, pero solo pudo ejercer unos meses pues fue llamada al gabinete del Gobernador Mena en una posición de suma relevancia, la secretaría de Gobierno, posición que ocupaba el llamado “Profe” Florentino Domínguez, quién fue cambiado a la presidencia del partido tricolor en el estado. Desde su llegada se empezó a especular con la alta probabilidad de que Anabel ocuparía la primera fórmula al senado, cosa que ya sucedió, solo que siempre se le puso de acompañante al Jr del poder Mariano González, cosa que no sucedió, pero si la idea era la de hacer de Alvarado legisladora, ¿Por qué no mantenerla en San Lázaro aprendiendo, precisamente, las artes legislativas , para así llegar a la Cámara Alta con mucha mayor experiencia?.

Finalmente fue incrustada en una posición para la cual no tenía experiencia, cosa que quedó evidenciada con un arranque de lágrima, pero justificada por la regla Videgaray del poder priista de “ocupar la titularidad para aprender”, y precisamente cuando ya le había “agarrado la onda al asunto” y comenzaba a mostrar mayor personalidad en el cargo, renuncia para regresar a querer ser legisladora otra vez, claro, ahora en el senado que es de más caché y dura más tiempo.

Pero la estrategia menista de quitar y poner a Anabel quizá se pueda medio explicar al entender que allá, alejada, lejana de los reflectores locales, sus posibilidades eran menores, mientras que la vitrina que le brindó la SEGOB le permitió posicionarse y darse a conocer a un espectro mucho más amplio, pues está demostrado que los habitantes del estado, los votantes registrados, ignoran por completo lo que hacen o dejan de hacer sus representantes federales, casi ni los conocen, el PRI necesita personajes por lo menos identificados con los sufragantes.

Y para muestra, Ricardo García Portilla, el niño consentido de la administración ganadera, el genio de la finanza y de la operación política, Coordinador General de la campaña del actual Gobernador y de quién se afirmaba sería el Secretario de Gobierno al inicio de la administración menista, no sucedió, a la renuncia de Alvarado de nuevo sonó para ocupar el cargo, tampoco sucedió, mejor pasaron a Tito Cervantes, de dormir en la silla de la PGJE a dormir en la de la SEGOB, pero García Portilla se quedó en San Lázaro y sin espacio para candidatura alguna y como- ¿el gran perdedor de la contienda?, pese a ser considerado el político de oro de las nuevas generaciones priístas, simplemente porque para el Senado, el estado no lo conoce, pero lo más seguro es que al término de sus labores como diputado será incrustado en el gabinete o ¿Habrá tenido que ver algo la entrevista con Aristegui?.

No lo creo, pero que mal se vio y oyó. Primero lo manda el PRI a ser la voz en la cámara de diputados para soterrar el desvío millonario investigado por el Gobierno de Chihuahua y a golpear al Gobernador Corral por su temeraria guerra contra la Secretaría de Hacienda, luego a ser el vocero de la posición del partido en entrevista con Aristegui, solo que García Portilla olvidó un detalle, no es lo mismo una rueda de prensa a modo en Tlaxcala, una tribuna sin interlocutor, que una periodista de tamaños y experiencia al otro lado del micrófono, simplemente lo encueró, lo desdibujó, le hice trastabillar y al final quedar tan solo como un monigote del poder, les salió peor, y es que cuando se busca defender lo indefendible se necesitan políticos de mayor envergadura, bueno, ni el propio Ochoa Reza puede con semejante labor, simplemente nos lo mandaron a quemar y ardió como papel con alcohol.

Finalmente quedó el triste profesor acompañando a Anabel, luego de su intrascendente paso por Segob, su grisáceo paso por el PRI, el gobernador le premia con el senado, aunque hay premios que son más bien castigo, sino valdría preguntarle a la que ocupó esa segunda posición de la fórmula al senado en la pasada elección, bueno siempre habrá un ayuntamiento como consolación, pero pregunto ¿Es mejor perfil Florentino que Ricardo?…yo no lo creo, no lo creo.

Pese a todo, caramba, y conociendo las fórmulas de los opositores, especialmente la de MORENA, caramba bis, tienen chance, yo de entrada no votaría por un vetusto ex de la mafia y por una desconocida, con todo y el arrastre del redentor, menos por el que le ladran los perros y por quien entrega elecciones, aunque, si llegara a quedar Santiago tal vez otro gallo cante.

Y para el distrito II, Blanca Águila, reconocida por su tremendo trabajo cuando encabezó el PRI y su cochinero para mantener su posición de liderazgo en el sindicato de trabajadores de la salud, por lo menos yo no me olvido que aquella fue una elección plagada de irregularidades, guerra sucia, compra de votos de manera descarada y violaciones a la normatividad del proceso, videos evidencia de componendas y hasta usurpación de plazas, pero eso si con mariachi, por todo lo anterior la gobernanza la premia con una candidatura, ¿Qué nivel de contienda podremos esperar entonces? Pues la misma, simple.

Yo no sé si la estrategia del PRI sea la de ¿No les gusta?, ¡pues se la tragan!, se  puede evidenciar hasta en el discurso de su candidato a Los Pinos al, no solo justificar el gasolinazo, sino de decir que es la mejor medida para el desarrollo de la nación. No sé ustedes pero yo cada que pasó frente a una gasolinera y veo en sus tarifarios electrónicos como diario sube y sube y sube, se me revuelve la panza, neta.. ¿eso les dará votos?.

Mariano González reconocido con el primer distrito, ya lo ganó, aunque diferente, fue para diputado local, menos territorio pero la misma cabecera, pero Papá era Gobernador, es un reto interesante para el joven político, un reto para de una buena vez dejar la sombra del padre y demostrar que tiene los tamaños, o para evidenciar que efectivamente tan solo es un junior del poder.

En fin, designaciones cantadas, lógicas pero no entendibles, al menos para mí, y digo lógicas pensando que es lo que mejor le acomoda al Gobernador, aunque desde mi humilde punto de vista, debería de ocuparse más de los aspirantes al Congreso local, los que le van a acompañar, al final los federales ni fu ni fa…y por lo que he visto, leído y escuchado, no manches, ¿de verdad eso quiere en el próximo Congreso? Pues allá él.

error: Linea de Contraste