Resumen

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

¿Y Luego?

Es la pregunta que la mayoría interesada en el proceso político nos hacemos, ¿Y Luego?. Esto viene luego de hacer una revisión a las “propuestas” (profundamente entrecomillado) de los aspirantes, ahora precandidatos a la silla presidencial.

En la era de la encuestitis, en donde la agenda nacional pareciera girar y encontrar sentido al ver un porcentaje de ventaja o desventaja en una tabla con gráficas, lo que menos se mide es lo que más importa, el verdadero pulso de la sociedad. En ella podemos encontrar que los indecisos representamos el más alto porcentaje del electorado, no es para menos, lo vacío de las campañas, las anti propuestas, las descalificaciones, no abonan a formar un criterio serio sobre los personajes que quieren gobernarnos.

Desde hace rato las encuestas las encabeza López Obrador, por lo que las baterías de descalificaciones en su contra van desde la misma tribuna de los pinos, hasta en los eventos conmemorativos a la constitución, cualquier espacio, motivo o circunstancia es buena para apedrear el hijo hipócrita de Macuspana, sobre su peligrosidad, y que por supuesto, él no es, ni será, el salvador de México. Yo concuerdo con aquellos que  afirman que López Obrador  no podrá transformar a la nación, que no tiene una varita mágica para acabar con todos los problemas y mucho menos que sus intenciones sean transparentes y honorables como el mismo asegura, sin embargo, también seguro estoy que Meade y Anaya tampoco representan solución verdadera, es la poca credibilidad en López la misma que siento por los abanderados del PRI y el PAN y compinches que les acompañan, por ello la gran pregunta de ¿Y luego?.

No se trata de hacer campaña por anular el voto, pues siento que eso tampoco abona, pero cuando las opciones a elegir son tan poco atractivas, tan huecas, tan sin sustancia, tan pan con lo mismo, que nos vemos en un verdadero embrollo.

Cada que voy a cargar gasolina y veo como esta sigue su ascenso desmedido y sin control me acuerdo de Meade; tal vez ni siquiera sea el responsable directo, pero hoy día de que nos sirve culpar a Peña Nieto, dice el refrán, ya no se trata de quién nos la hizo, sino quién nos la pague, y ese personaje es el ex secretario de Hacienda, que además ha aplaudido los diarios gasolinazos y  justificado las reformas, que siguen sin mostrar beneficio alguno a la sociedad.

De Ricardo Anaya hay poco que decir, salvo que toca varios instrumentos, habla varios idiomas y va por su hijo Mateo a la escuela, como si eso fuera algo inédito para un padre de familia, además de pésimo comediante,  yo también voy por mis hijos al colegio, hablo varios idiomas y no tengo idea de cómo hacer funcionar un instrumento musical, pero soy muy bueno para los deportes, (voy a echar una cascara con el Yuawi) , mi única desventaja con el abanderado del frente es que no tengo dinero, ni contactos, ni esbirros, para aspirar a ser candidato, además de que yo no creo que se deba enarbolar la bandera de la democracia luego de una auto imposición, es incoherente, eso no es una modernidad gobernadora, es una dictadura disfrazada.

Y no es un honor estar con Obrador, en todo caso para Obrador, debería ser un honor sentirse tan apapachado por una ciudadanía harta, que ve en él la única opción de cierto cambio, no es AMLO la mejor opción, es la menos peor, al menos para algunos que, cansados de tantos y tantos abusos y mentiras de los de siempre le otorgan el privilegio de la duda y otros su  total devoción.

No puedo en este momento responder a la difícil pregunta formulada, yo no quiero conformarme con el menos peor, considero, al igual que el director de cine del momento; Guillermo del Toro, inverosímil que en un país tan grande no podamos encontrar 20 mexicanos honestos dispuestos a hacer política para servir a la gente, a 20 mexicanos chingones en la política, en cambio encontramos un chingo que se la pasan cobrando toneladas de dinero sin hacer nada.

Para muestra o, en boca cerrada…

La  senadora orgullo de Huamantla, Martha Palafox y familia que le acompaña. La legisladora ha sido constante nota nacional por su nepotismo, cambio constante de bancadas legislativas y unas sabrosas gelatinas, poco o nada se sabe de su desempeño en la cámara alta, salvo su lucha estéril en contra de la autopista Tlaxcala – San Martín, su “preocupación” por el recate del Zahuapan y que a la hora de votar las grandes reformas su sufragio nunca llegó, ni con dios ni con el diablo.

En el compendio que existe en la propia web del senado de la república, Palafox no emitió postura en lo general de las reformas energética, laboral y educativa, y más recientemente en la polémica ley de seguridad interior, y no me refiero a abstención, me refiero a que no votó, ¿estaría ausente?.

Pese a ello cobra integra su dieta senatorial, además se da el lujo de; para una tan baja actividad y trabajo legislativo, contar con dos asesores con sueldo millonario, su hijo Mauricio y su Nuera Daniela. La Legisladora salió al paso de las notas periodísticas nacionales que evidenciaron los altos salarios pagados a sus familiares, y en improvisada rueda de prensa, justificó sus acciones argumentando que “no ha cometido delito alguno, su hijo tiene derecho a un trabajo y no paga más asesores pues por los altos impuestos ganarían muy poco”. ¿¿???.

Hay días que más vale no abrir la boca, pues te acabas entrampando aún peor, pues la patética defensa de la senadora resultó más contraproducente, y eso que son abogados.

Efectivamente delito no hay, pues los valientes legisladores no han legislado en el tema, pese a que el nepotismo es de las acciones más criticadas y censuradas por la sociedad. Claro que su hijo tiene derecho a un trabajo, pero que cómodo sería que a todos los que también tenemos derecho a un trabajo nos lo diera mami y con semejante percepción y con dinero público, el senado no es Palafox INC, caso curioso, de dejar a gente sin trabajo no habla, y de eso sabe bastante, sin pagos y remuneraciones, su eterna doble moral.

El último es el más llamativo, ya que detalló que NO PUEDE CONTRATAR A DISTINTOS ASESORES, YA QUE GANARÍAN MUY POCO DEBIDO A LOS IMPUESTOS QUE TIENEN QUE PAGAR, mejor solo dos con salario millonario.

Absurdo, grosero, cínico…si una legisladora considera que el pago de impuestos es muy elevado, quién mejor que ella para presentar un punto de acuerdo para disminuir el ISR, pero nunca lo ha hecho y ahora lo usa como justificación, tampoco se trata que contrate a 15 asesores, igual solo necesita dos, pero siendo coherentes con los tiempos y la austeridad republicana,  ganando $30 mil pesos, y ya estarían percibiendo mucho más que el 85% de los mexicanos.

Y finalmente analizando a fondo el tema, efectivamente, no es un delito, pero si es un crimen, es un crimen contra la razón, los tiempos y la propia ética, y que yo sepa Doña Martha no ha sido ungida  con alguna candidatura como para afirmar que el refrito es tan solo para golpearla en tiempos electorales, si el PRD le va a regalar una pluri, pues campaña no hará,  al momento no sabemos si está con Andrés o con Ricardo, lo que seguro estoy es que a ninguno le afecta el golpeteo a los Palafox. Detrás de esto no hay nada electoral, tan solo una investigación periodística que, para su mala fortuna, los vuelve a desnudar, y que evidencia igual a otros asesores de otros colores, les decía, mucho dinero, poco o nulo trabajo a favor del pueblo, una muestra clara de que la política es tan solo un gran negocio.