Resumen

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, nos habla sobre las campañas en la entidad, que simplemente no

Paredes, Inc.

Ex diputada local, ex Gobernadora de Tlaxcala, ex líder nacional del PRI, ex diputada federal, presidenta de la cámara, ex subsecretaria de Gobernación, ex dirigente de la CNC, ex embajadora de México en Cuba, dos veces candidata a jefa de gobierno de la ciudad de México, ex embajadora de México en Brasil, y ahora otra vez, Senadora de la República.

Pero… ¿A cuenta de qué?

Carrera política asombrosa, sin duda, llamativa y poderosa, lo que la ha convertido en referente político, no hay quién no le tienda la mano y se ponga de pie a su llegada, impone su vestimenta que representa a las comunidades indígenas, las cuales siguen igual de jodidas, pero ella aporta con portar el huipil, desde siempre se ha enfundado en atuendos largos, anchos y variopintos, se ha enraizado su estampa y nadie la imagina diferente, estrategia que desde siempre sirvió.

Le conocí en persona hace muchos años ya , en una galería de arte, en una exposición de un destacado pintor tlaxcalteca, me saludó con frialdad y  soberbia pero educada, luego pasamos de noche ante el maremágnum de figuras de otras alturas, ahí la risa y la camaradería eran la tónica, fincando la estrategia de la amistad florida.

En su larga trayectoria política Paredes Rangel solo ha ganado una contienda por elección popular, en los tiempos en los que el PRI ganaba todo y en todos lados, cuando la campaña era un mero trámite, un atole con el dedo, la pantomima de la democracia. Ya en tiempos de abierta elección ha perdido, y por goliza, las dos aspiraciones a gobernar una de las ciudades más grandes del mundo. Las derrotas fueron lógicas ya que Doña Beatriz ni siquiera es chilanga, el PRI en la capital apestaba- y apesta, además de que la gran estructura Beatricista en el antes llamado DF es como una hormiga en el desierto.

Pero algo tiene la originaria de Huamantla que el tricolor le sigue teniendo en tan alta estima, la Paredes Incorporated sigue siendo una industria rentable para los intereses del PRI, ¿por qué? Pues porque conoce su oficio como pocos y pocas.

No hay duda de que es una de las mujeres políticas más importantes de la historia, sin embargo, las propias damas le han cuestionado, en más de una ocasión, su nula operación y trabajo a favor, precisamente, de las mujeres. No son pocas las que recuerdan como siendo presidenta nacional del PRI encabezó la criminalización de las mujeres por aborto en 17 estados de la república, incluso fue acusada de usar los derechos de la mujer como simple “moneda de cambio”, muchas de ellas ahora mismo aseguran que poco o nada hará desde su nuevo escaño en el senado en la lucha en contra del creciente feminicidio y la espantosa trata de su propia tierra.

A pesar de enunciar un discurso feminista, en el que destaca “su interés” por el avance de las mujeres, ellas no han sido prioritarias en el desarrollo de sus tareas a lo largo de su carrera política. Paredes ha sido un general astuto para mantener los “ideales” democráticos del revolucionario institucional, ha operado con magistral detalle aquello necesario para mantener el estaus quo de la nómina del poder y ha mamado de esa ubre por décadas, insisto conoce su oficio – el real, no el del deber ser, claro está.

Recuerdo como la propia Elba Esther, la satanizada ex lidereza del SNTE, la descalificó con rudeza al afirmar que es obra y gracia del dedazo, de saber concertar amistades en lo más alto del poder, de haber conformado su carrera política a base del favor y no del esfuerzo, “no es una mujer de confiar” aseguraba sin tapujo, sin embargo, eran los tiempos en los que la propia Beatriz enfrentaba a Roberto Madrazo y Elba Esther por la dirigencia nacional, la guerra sucia siempre ha estado presente, vigente, desde entonces, y hasta dentro del propio poder.

Conocida es su relación de amistad con Salinas de Gortari, quién muchos aseguran que hoy día sigue siendo el gran titiritero, el que mueve los hilos de la política nacional, nada pasa, nada se hace sin que lo sepa Salinas, incluso ya se rumora que la guerra entre Peña Nieto y Anaya es debida a que el ex dirigente nacional del PAN es asesorado por el ex presidente, quién rompió hace algunos años con el actual mandatario, no extraña entonces la casilla 4, pues no todo lo decide el vilipendiado hoy presidente.

La vox populli afirma que fue la gran operadora para llevar a Héctor Ortiz al gobierno de Tlaxcala, negociadora implacable concertó la alianza de los pequeños partidos con el PAN para abanderar a uno de sus discípulos más avanzados. Recuerdan como le levantaba la mano a Mariano en el templete mientras por debajo movía los hilos electorales.

Beatriz Paredes y su incorporated siguen teniendo un tremendo peso en Tlaxcala, es referente obligada, pese a que se diga lo contrario, argumentos que se caen solos al ver su posición rumbo al senado.

Experiencia legislativa tiene, y de sobra, 8 veces diputada federal, ¿Qué tanto ha beneficiado a Tlaxcala por ello? Es otra historia, no se nada entre tiburones para pensar en cómo sacar al estado más pequeño del agua, allá se legisla y se opera para otras cosas, para cocinar reformas, para modificar leyes incómodas, para abrir espacios al poder, para beneficiar a los eternos beneficiados.

El tiempo parece no avanzar, el poder se sigue ejerciendo a la vieja usanza. Cuando la egresada de la carrera de sociología por la UNAM llegó a su silla como diputada local, su primer cargo político, corría el año de 1975, un servidor en ese entonces le daba con gracia al triciclo y lloraba porque no había para el muñeco del hombre nuclear, es la máquina del tiempo que no evoluciona, no avanza, solo se engrasa para venderla como el nuevo PRI, más democrático y luchador férreo contra la impunidad, el nepotismo, el compadrazgo y la corrupción, curioso es que el discurso preferido de esta extraordinaria oradora es de tendencia de izquierda, de esa a modo, de esa que hoy tiene casi muerto al PRD.

Pero no solo es la Paredes incorporated la que mantiene vigencia, que nos da una cachetada a todos los “idealistas “con bóxer en el puño y nos pone de vuelta en la realidad “democrática”, que nos muestra la pobreza de la juventud política, que nos enseña que las ideas y el trabajo serio y desinteresado no van con una curul o en un partido, también la monarquía se mantiene presente con el “Marqués” Álvarez Lima, quién deja sus ratos de ocio y sus columnas a modo, estudiadas e historiadas, para volver a la palestra, pues ya lo decía él mismo… “la política es una carrera de resistencia” y vaya que ha resistido y tenido paciencia.

Visitante poco regular de su tierra y más cómodo en las aristocracias capitalinas, regresa a “trabajar” por su Tlaxcala, pero ahora a lado del público redentor, pues ya le enseño que se puede quejar de los tecnócratas del ITAM y formar como todo un Bolchevique, para eso también sirven los espacios en medios, para afrentar y confrontar a todo aquello que sirvieron fieles y que les enriqueció por años, con el objetivo de ganar la confianza del Bautista.

 Para cerrar, no puedo más que tomar el título de su propia columna en milenio del pasado 7 de diciembre y hacer algunos cambios…”los dinosaurios andan inquietos”…tituló el ex director de canal 13, no solo inquietos señor Álvarez Lima, peor aún, como en su caso y en el de Beatriz…Los dinosaurios… están vivos.

@olaizmau