A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Mauricio Hernández Olaiz, en su columna A Capella, habla sobre las promesas incumplidas de MORENA y AMLO, y la desilusión que empieza a permear entre los mexicanos

Televisa no aprende

Más que columna un reportaje especial.

 

Para algunos habrá pasado de noche, pero no es una noticia menor, y es que va mucho más allá de un simple juego de fútbol americano. La cancelación del partido entre los Jefes de Kansas City y Los Carneros de los Ángeles no solo deja desalentados a 103 mil aficionados con boleto pagado, sino a muchos más, pues México perderá la oportunidad de generar más de 500 millones de pesos en actividades relacionadas con el turismo en solo tres días

Finalmente Televisa le dio al gobierno electo el pretexto que estaba buscando. Mientras para los arquitectos de la cuarta transformación, en este caso encabezados por la ex atleta Ana Guevara, además de que la cancelación del partido demuestra que México eroga demasiado dinero para traer este tipo de eventos, la acción tomada por la liga dadas las pésimas condiciones del terreno de juego del estadio azteca, le permitirán ocupar los cerca de 14 mdd para promoción y apoyo del deporte en las distintas entidades del país, algo que celebra por la austeridad con la que el deporte nacional encarará el 2019.

¿Y por qué culpo a Televisa?. Ya la máxima televisora de contenidos patito de este país había  sido responsable y merecedora de un castigo por parte de la liga. El 2 de octubre de 2005, Arizona derrotó 31-14 a San Francisco en el Coloso de Santa Úrsula, en el primer partido de temporada regular de la NFL jugado fuera de Estados Unidos. Ese juego impuso el récord de asistencia de la liga para un juego de campaña regular, con 103 mil 467 asistentes.

Luego de eso la NFL se fue de México, simplemente porque Televisa violó una de las cláusulas más relevantes del contrato entre ambos entes del entretenimiento, el de la responsabilidad moral y cuidado de los contenidos. El 1 de octubre de 2005, mientras la cadena americana que transmitiría el juego de aquel lunes por la noche hacía sus últimos ajustes, las porristas de ambos equipos hacían lo propio en el terreno y los especialistas pintaban el campo de juego, un individuo ingresó desnudo al estadio y corrió libremente por el terreno a la vista de todos, pero no era un espontáneo, era un personaje consentido; en aquel tiempo, de San Ángel, quién estaba haciendo uno de sus clásicos programas.

Al no recibir una disculpa, una explicación y la cancelación de dicho programa, la NFL decidió irse y no regresó en 11 largos años, hasta que el pasado 21 de noviembre de 2016 con el juego entre Raiders y Texans se le daba a México una nueva oportunidad.

Ahora no fue un desnudo fue el terreno.

El 23 de abril del año en curso la NFL envió una carta a Televisa mostrando su preocupación por el mal estado del terreno del estadio Azteca y por la gran cantidad de eventos programados, incluso uno de ellos, con solo pocos días de antelación al Monday night de la CDMX. La NFL México vía televisa respondió que la cancha sería sometida a un cambio en el mes de mayo, pasaría a ser un terreno híbrido (90%pasto natural, 10% pasto artificial), con ello estaría a la altura de estadios como Wembley, el Bernabeu, y Foxboro – casa de los Patriotas de la propia NFL.

Para finales de junio de este año, la cancha, lejos de mostrar una recuperación satisfactoria, se veía mucho más dañada que en abril, a lo que las autoridades del inmueble culparon a las extrañas condiciones climatológicas en la ciudad de México. Raúl Barrios, director de operaciones del estadio Azteca, aseguró que las fuertes y constantes lluvias y las bajas temperaturas, no comunes en esa época del año, estaban complicando el saneamiento y adaptación del terreno y del césped especial.

Solo un par de días después el propio Barrios solicitó a Televisa que los partidos de América y Cruz Azul; quienes juegan de local en el azteca, fueran trasladados a otro inmueble, así mismo pidió que el cierre de campaña de AMLO fuera también enviado a otro sitio, algo que el dueño de Televisa rechazó de inmediato, la nueva relación con el futuro presidente y una posible cancelación del magno evento Moreno le pudo haber traído enormes consecuencias a los de Chapultepec 18, simplemente AMLO tomaría por asalto el Azteca y sus seguidores acabarían de hundir al reciente césped plantado en el Azteca.

Ya para finales de Septiembre la preocupación de la NFL era grande, no solo el terreno no mejoraba un centímetro, sino que además Televisa, no cancelaba los conciertos y los juegos de América y Cruz Azul, siendo tal la preocupación de Barrios que opto por presentar su renuncia luego del primer concierto de Shakira.

“Luego del primer concierto de Shakira la cancha ya no tenía remedio, da igual ya que cancelen el resto de eventos agendados” Raúl Barrios.

No se canceló nada, salvo el juego entre Chiefs y Rams, que era el importante.

Lo que Pierde México con la cancelación.

Lo más importante, el evento deportivo, con dos equipos con 9 ganados y un solo juego perdido y ambos contendientes serios a llegar al súper tazón, en otras palabras, íbamos a presenciar un juegazo.

Un estudio pagado por el gobierno federal indica que los juegos de futbol americano de 2016 y 2017 dejaron ingresos por 923 millones de pesos para la Ciudad de México, 67 millones para el gobierno federal y 2 mil 840 empleos.

Con la devolución de la inversión de 14.5 millones de dólares por juego, México pierde; además del juego,  espacios publicitarios iguales a los que pagan los patrocinadores oficiales de la NFL en el estadio, además de presencia en actividades previas y posteriores a los juegos, como conferencias de prensa, firmas de autógrafos y el sitio oficial en internet.

Todo por dinero.-

Televisa vio como un riesgo a sus arcas el cancelar todos los eventos programados antes del MN de la CDMX, no se puso a pensar lo que volvería a perder si la liga les cancelaba el partido, pese a que la cláusula en el contrato sobre lo mismo era claro y preciso.

Según dicho documento signado entre Televisa y NFL México, los campos de juegos deben cumplir estrictas normas de calidad 72 horas antes de cada encuentro, que van desde el color del césped hasta su textura. En las canchas naturales, los certificadores de la NFL realizan nueve pruebas para verificar que pasto esté bien plantado y otras nueve para revisar que cubra todo el campo. Al final dan una calificación de cero a 10 puntos.

Si el campo no cumple todos los puntos se puede dar una oportunidad para subsanar las fallas hasta un día antes del juego, pero en el comunicado publicado para cancelar el juego en México se estableció que “los estándares necesarios no podrían ser cumplidos a tiempo para el próximo lunes”.

Los eventos que mataron el Juego

  • 39 partidos de liga y copa mx (América y Cruz Azul)
  • Cierre campaña AMLO
  • Concierto los 40 principales
  • Concierto masivo de la Ke Buena
  • Dos conciertos de Shakira
  • Aniversario de Telehit

Si luego de leerr estas líneas los primero que se pregunta amigo lector es si, ¿La NFL se volverá a alejar de México? La respuesta es un rotundo SI, tristemente porque a la NFL no le gusta negociar con entes patito, peor aún, ya se dieron cuenta de que no contamos ya con una instalación seria para albergar al futbol americano profesional.

@olaizmau

error: Linea de Contraste