A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ - Linea de Contraste

A CAPELLA Por MAURICIO HERNÁNDEZ OLAIZ

Amor, ¿con amor se paga?.

Amor, con amor se paga, es la frase a la que más recurre el presidente López Obrador cada que visita Tlaxcala. Así como hoy es trending  topic su me canso ganso, los Tlaxcaltecas no olvidamos que el presidente nos ofreció su amor eterno gracias al cariño que los sufragantes de esta tierra le han mostrado desde hace 18 años.

Y es que desde que el de Macuspana aparece en una boleta aspirando a la presidencia, Tlaxcala le ha votado. En 2006, 2012 y 2018, AMLO fue el gran ganador en nuestro estado y con amplios márgenes, por ello el hoy ya ejecutivo de la nación siempre ha reconocido el cariño y la confianza de los Tlaxcaltecas a su proyecto de nación y su cuarta transformación.

Pero el amor tantas veces ofrecido no se reflejó en lo más importante, el presupuesto. ¿Si eso es amor?, ¡ya no nos quieras AMLO!.

Y es que las drásticas reducciones a los proyectos de desarrollo regional, SAGARPA, Cultura, grupos vulnerables, agua y salud, de nuevo contradicen el discurso del hoy presidente, quién ofreció más de una vez, rescatar al campo de Tlaxcala, proyectar a la cultura y las tradiciones del estado a espacios internacionales y garantizarle a cada Tlaxcalteca servicios de salud, profesionales, decentes y eficientes.

Pero el gran amor ofrecido por el Presidente a nuestra tierra fue más allá, pues los recortes no fueron menores, sino bastante sustanciales. A nuestro campo le quitaron nada más, 55.8 millones de pesos, además del recorte total al subsidio de fertilizante, riego hidroagrícola y administración de agua, a la seguridad alimentaria le redujo 17 millones con respecto al 2018 y a salud la asignación fue de cero; si bien no le quita, tampoco le pone.

Eso es amor y no pedazos, amor a la Tabasqueña, amor a lo Morena.

Pero más allá del coraje de sabernos engañados, la justificación empleada por los esbirros morenos y del propio presidente es todavía más hiriente. Resulta que las reducciones se deben a que; por ejemplo en SAGARPA, esos 55 millones ejercidos en 2018, no fueron transparentados, en otras palabras, no se sabe en que se gastaron, pero al campo no bajaron, por lo que alguien se hizo millonario.

Pero con la política de amnistía del presidente, no se llamará a nadie a cuentas por esos desvíos, los responsables vivirán como jeques el resto de su vida y el campo se seguirá ahogando por falta de apoyo. Además, afirman, las reducciones son congruentes con el plan de austeridad, más justo e incluyente para los sectores históricamente marginados. ¿¿??.

¿Más marginados que los campesinos? Pues no le veo la inclusión por ningún lado, no sabía que el plan de austeridad significaría tener que dejar de comer. Pero eso sí, se subió el salario mínimo, ¿acaso los campesinos cobran salario mínimo?.

Y es que en Morena deben ser congruentes, como ya lo demostró la Tía Tatis en sesión del congreso. Tatiana Clouthier reconoció abiertamente que las promesas de campaña, esas que llevaron a cada rincón de la nación y que les otorgaron 30 millones de votos no se estaban cumpliendo, “recorrimos el país y dijimos otra cosa y hoy ya en el poder les estamos diciendo que siempre no, me da nervio, me preocupa y ocupa, si quiero un cambio, una transformación pero no la quiero como la estamos planteando. “A sí se refirió en torno al tema de la conformación de la guardia nacional, pero claramente se adapta a todas las incongruencias y cambios de opinión en todos los sectores fundamentales de la nación.

Me parece que con eso queda por demás evidenciado que Morena no es el cambio, es exactamente lo mismo que los anteriores pero con otro color, es la burla y la sinrazón, es el medio para ganar poder y posición, son clones de aquellos a los que juraron acabar.

Tlaxcala se queda con un mal sabor de boca luego de conocer la propuesta de egresos de la federación a las delegaciones federales. Habrá que esperar que postura y posición guardará la súper delegada Lorena Cuéllar, y como le hará para cumplir con todo lo que prometió en campaña a nombre del de Macuspana.

Amor, no se paga con amor, no con AMLO, amor se paga con recortes más allá de la lógica austeridad, pues mientras vemos que los legisladores locales se incrementan la dieta, los federales mantienen su posición dorada, pese al discurso presidencial y la crítica al judicial, el pueblo seguirá siendo quien pague los platos rotos de una mala administración.

Andrés Manuel no cumple aún ni un mes en el poder y ya tiene enormes cuestionamientos, uno de ellos en donde precisamente se iba a constatar que el cambio era verdadero, el presupuesto.

Pero como la nación somos todos, les deseo que el 2019 la salud y el trabajo no falten jamás, es con nuestro esfuerzo y nuestro granito de arena como sacaremos adelante al país, nosotros, el pueblo, la gente, con amor y esfuerzo.

Feliz navidad y un próspero año 2019, trabajemos duro para que esa cacareada austeridad no llegue a nuestras casas.

Nos leemos el próximo año, disfrutemos de estas fechas con amor, alegría y festividad, pero eso sí, todo con medida.

FELICIDADES

@olaizmau

 

 

error: Linea de Contraste