Resumen

A RECUPERAR LA AUTONOMÍA LEGISLATIVA Por DAVID RODRÍGUEZ SILVA

En su columna de esta semana. el periodista, David Rodríguez Silva nos habla sobre la obligación que tienen los diputados locales, de recuperar la autonomía del Poder Legislativo local

La fracción parlamentaria de MORENA pretende recuperar la autonomía y advirtió al Ejecutivo local que no será más el legislador número uno del estado y que tampoco podrá utilizar al Congreso como oficina de trámite para las iniciativas que envíe.

En teoría todos los proyectos que ingresan al Congreso local deberían desarrollar las tres etapas legislativas salvo aquellas que son de obvia y urgencia resolución, de lo contrario, ninguna de ellas tendrían que recibir un trato preferencial.

Sin embargo, para nadie es desconocido que el Ejecutivo del estado ha sido el “legislador” número uno siempre que ha contado con una mayoría de diputados afines a su partido, pero al parecer eso ya se acabó, pues los diputados de MORENA no piensan tolerar que sus iniciativas sean relegadas para dar paso a las que envíe el gobernador.

Sin duda esa es una postura plausible, no obstante, esa posición también obligará a los representantes populares a redoblar esfuerzos y presentar iniciativas  vanguardistas, que permitan al estado tener un andamiaje legal actualizado y útil para los tlaxcaltecas sin descuidar las armonizaciones que desde lo federal se tengan que ajustar al plano local.

Lo anterior sale a colación porque el estado figura a nivel nacional como uno de los más atrasado en la concatenación de normas locales con las federales, pues hasta ahora, Tlaxcala es señalado por tener 11 normas pendientes por armonizar.

Si de algo sirvió el viaje que realizaron algunos diputados locales a la reunión de la Copecol que se desarrolló en el municipio de Mazatlán, Sinaloa, fue al menos para enterarse de que tendrán que ponerse a trabajar para cumplir con las disposiciones normativas, de otra manera y hasta que no demuestren lo contrario, no me explico para que viajaron tantos a un evento al que bien sólo pudo asistir una comisión de no más de cinco personas.

Punto y aparte…

Si de verdad quieren dar muestra de que la cuarta transformación está en marcha, los diputados de MORENA deben a la voz de ya apresurar el paso, fijar una postura sin rodeos e implementar acciones para sancionar de manera histórica a quienes los antecedieron en el cargo por las múltiples irregularidades que cometieron.

Y es que no se puede explicar cómo es que de la noche a la mañana dejaron de servir, -después de la “remodelación” del edifico Legislativo- más de 50 faroles que se ubicaban en los pasillos del inmueble, mesas de cedro, sillas labradas y forradas de piel, esculturas, cuadros tallados en madera y unas esculturas de caballo que se encontraban en los pasamanos de las escaleras para el acceso a la segunda planta del edificio.

Alguien sin duda tendrá que pagar los platos rotos, y si no son los exlegisladores, tendrán que ser los diputados en funciones por no actuar en contra de quienes no transparentaron el ejercicio de los 25 millones de pesos para la ejecución de la obra y quienes no fueron capaces de reprobar ayuntamientos con observaciones millonarias de probable daño patrimonial, por mencionar algunas de las atrocidades cometidas.

">