Resumen

Acusan inelegibilidad de Florentino Domínguez como líder del PRI

En 2004 apoyó las aspiraciones de quien luego fue Gobernador de Tlaxcala por el PAN, Héctor Ortíz; además, el exsecretario de Gobierno aceptó ser titular del ITEA en una administración distinta al PRI.

Tlaxcala, Tlax, a 20 de marzo de 2017 (Gerardo Santillán).- Circula un documento de militantes priistas dirigido al dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, en el que asientan que Florentino Domínguez Ordóñez está impedido de participar en el proceso de renovación de la dirigencia estatal, mucho menos para ser el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en virtud de que en su momento trabajó para una administración panista, en el sexenio de Héctor Ortiz Ortiz, como director del Instituto Tlaxcalteca de Educación para los Adultos (ITEA).

Una carta facilitada a este medio que carece de firmas, pero está debidamente membretada y fechada, da cuenta que Domínguez Ordóñez y su pareja de planilla para la Secretaría General, Sonia Montiel Candaneda, están  impedidos para llegar a los cargos con base en las fracciones I y II de artículo 156 de los estatutos partidistas.

Estos indican que aquellas personas que realizaron labores proselitistas en contra de candidatos priistas no pueden dirigir al partido. En el caso del exsecretario de Gobierno, en 2004 abiertamente respaldó las aspiraciones de Héctor Ortiz quien a la postre ganó la gubernatura por las siglas del Partido Acción Nacional (PAN) y a él le otorgaron la titularidad del ITEA, mientras que a Montiel Candaneda se le hizo directora del Colegio de Tlaxcala (COLTLAX).

Por si fuera poco, los militantes no identificados aseguraron que el proceso de renovación en Tlaxcala del PRI estuvo “amañado” y “simulado”, en virtud de que la cúpula tejió todo en tiempos para que ninguna otra planilla se pudiera registrar, además de que configuró todo para que el arribo de Florentino Domínguez a la dirigencia sea vertical y nunca por métodos democráticos.

En caso de que la dirigencia nacional no intervenga, los priistas tlaxcaltecas auguraron una derrota para el partido en las elecciones federales de 2018 por falta de un liderazgo verdaderamente acreditado, por lo que pidieron que los “verdaderos priistas” sean tomados en cuenta para la renovación de su Presidencia y Secretaría General.

">