Resumen

Acusan posible negligencia médica en muerte de mujer embarazada en el HGT

Durante un traslado ocurrido la madrugada del pasado sábado de Calpulalpan a Tlaxcala, por una falla mecánica en la ambulancia que transportaba a la mujer, ésta se quedó varada en la carretera.

Tlaxcala, Tlax, a 19 de noviembre de 2017(Gerardo Santillán).- Una posible negligencia médica tuvo lugar durante la madrugada del pasado sábado durante el traslado de una mujer, con un embarazo de alto riesgo, entre los hospitales de Calpulalpan y Tlaxcala, debido a que la ambulancia en la que la paciente era tranportada, se descompuso en la carretera y por al menos una hora estuvo detenida en espera de posible atención mecánica.

Este sábado se reportó que el Director de Hospitales de la Secretaría de Salud (SESA), René Farfán Quiroz, detalló que la madrugada de este sábado se recibió en el Hospital General de Calpulalpan a la paciente Alicia N. de 50 años de edad, quien presentó embarazo gemelar de 32 semanas de gestación; además de que registraba antecedentes de diabetes mellitus, así como hipotiroidismo.

Sin embargo, de acuerdo con el esposo de la hoy extinta, Doroteo Ortiz Aranda, así como el hermano de éste, Melquiades Ortiz Aranda, sus asesores legales les explicaron que no procedía el traslado debido a la gravedad de la persona, más aun cuando en el nosocomio de Calpulalpan sabían de las condiciones mecánicas de sus ambulancias.

El traslado inició a las 03:00 horas y aunque tras la hora de descompostura sobre la carretera Calpulalpan-Ocotoxco, a la altura del municipio de San Martín Xaltocan, la paciente todavía llegó con vida al Hospital General de Tlaxcala, fue en el cambió de turno a las 06:00 horas cuando las cosas se complicaron y sobrevino la muerte.

Luego, el ahora viudo lamentó que los responsables médicos, a través del área de Trabajo Social, se hayan tardado varias horas en avisar a los familiares de la muerte de Alicia N., lo que pudo haber sido para deslindar de responsabilidad alguna a la SESA o al propio Sindicato de Trabajadores de la institución.

Aunque los afectados se reservaron su derecho a proceder de forma legal contra quien o quienes resulten responsables, se encuentran en condiciones de bajos recursos económicos para afrontar ese procedimiento.