ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS - Linea de Contraste

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS

Más allá del Homo Videns

Al referirnos a la sociedad actual, resulta ineludible hacer la referencia a lo que Giovanni Sartori define como el  homo videns,  que termina siendo una consecuencia lógica de la posmodernidad en la que estamos inmersos. El homo videns es esta persona que vive para el consumo de lo que ve a través de sus ojos en una pantalla de televisión, es decir, es una persona enajenada con aquello que ve en la televisión a lo que le otorga una categoría de verdad, sin tener siquiera la idea de cuestionarse sobre la veracidad de lo que está viendo.

Sin embargo, el avance tecnológico y la dependencia de las personas a la tecnología nos hacen ser algo más allá que el homo videns, la televisión está superada por las redes sociales y lo que se ve en las mismas. Nuestra dependencia a las redes sociales se alimenta de la facilidad de generar contenido, la rapidez con la que se distribuye, y la supuesta imparcialidad de lo que se encuentra ahí.

El problema reside en la cantidad de horas que se le dedica al contenido en línea, y se replica uno de las características del homo videns, la falta de criterio y cuestionamiento de los contenidos que se encuentran; se puede pasar de reportajes que afirman que las vacunas generan autismo, hasta aquellos que señalan que el fin del mundo está cerca porque así lo dice la profecía de una persona italiana ciega que fue abducida por seres extraterrestres.

La capacidad de llegar a un público tan amplio genera casos de psicosis generalizada, cuando se da por cierto lo que lee, lo que se ve, o lo que dice una persona de moda en internet. Perder la capacidad de cuestionar la información hace que reduzcamos nuestra posición a meros consumidores y replicadores de información, sin tener la certeza si es correcta o incorrecta.

Pero, ¿qué pasa cuando las redes sociales se caen?, tal como sucedió en esta semana, las redes sociales presentaron fallas, primordialmente Facebook, Instagram y Whatsapp, y se generó un caos alrededor de eso. La razón es que hemos ido acostumbrándonos a depender tanto de las mismas, que le dedicamos gran parte de nuestro tiempo, y por ende de nuestra vida a consumir lo que hay ahí, y cuando no están disponibles, no sabemos qué hacer con ese tiempo “libre” que tenemos, y en lugar de aprovecharlo para hacer algo productivo, muchas veces dedicamos ese tiempo a quejarnos que no funcionan las redes sociales.

TRES PUNTOS…

La Suprema Corte de Justicia de la Nación se encuentra en un periodo interesante en cuanto a su conformación, la mayoría de los Ministros no son de carrera judicial federal, lo que representa un punto de inflexión y de oportunidad para seguir avanzando en la interpretación del derecho. Al no estar supeditados a una interpretación formalista de las leyes, se puede abonar a su evolución.

Un académico no ve las leyes de la misma forma que alguien que ha sido Magistrado, por la sencilla razón que la interpretación que hacen del Derecho pasa de un plano ideal y sin limitaciones, a un plano real y con la limitación propia del principio de legalidad; se pueden encontrar en un punto medio donde se generen interpretaciones que beneficien más a la persona, que apuntalen el Estado de Derecho, y fortalezcan las instituciones. Es algo posible y hay que seguir muy de cerca la actuación de los nuevos Ministros, para saber, si las aspiraciones que se tienen se pueden cumplir. Es cuanto.

error: Linea de Contraste