ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS - Linea de Contraste

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS

Tlaxcala, derechos y libertades pendientes

Tlaxcala, a comparación de las demás entidades federativas, tiene una historia y una cultura política que se entiende una forma diferente. Podríamos retomar la historia política tlaxcalteca a la época previa a la conquista, observando las diferencias con el resto de las culturas existentes en la época, si quisiéramos darle un nombre al tipo de organización existente en Tlaxcala, quizás podríamos recurrir a una confederación.

Posterior a la conquista, Tlaxcala también gozó de una vida política y social diferente a la que se vivía en el resto de los territorios ocupados por los españoles. Mientras que en otras latitudes, la unión entre españoles e indígenas estaba penada, en Tlaxcala se fomentaba este mestizaje, como una forma de fortalecer las alianzas políticas, y como forma de diferenciar a los tlaxcaltecas de los demás. Los tlaxcaltecas podían andar a caballo, algo que estaba prohibido para los demás indígenas, así como otra serie de privilegios que a la postre, en la conformación de México, y en el proceso independentista, le valió a Tlaxcala para ser discriminado y relegado en su condición de entidad federativa y en la calidad de ciudadanos de sus habitantes.

Es importante entender parte de la historia de Tlaxcala, para poder comprender por qué Tlaxcala sigue siendo diferente, en lo político, que el resto del país. Ahora bien, tomando en consideración lo anterior, si tuviéramos que clasificar o determinar si la política de Tlaxcala es de derecha o de izquierda, liberal o conservadora, también tendríamos una complicación ahí, porque siguiendo el orden de ideas de la complicada evolución política y social de Tlaxcala, tendríamos que ubicar a Tlaxcala en un conservadurismo liberal, un oximorón en sí mismo.

Pero ¿cuál es la relevancia de hablar de esto?, la relevancia reside en los pendientes que Tlaxcala tiene en materia de garantizar derechos y libertades a sus ciudadanos.

El matrimonio igualitario es uno de los temas pendientes, que aún encuentra resistencias entre los diputados y la sociedad en general, sin embargo, es un derecho que debe garantizarse, las parejas del mismo sexo, si quieren casarse, el Estado debe permitirlo y garantizarlo. Tlaxcala cuenta con una Ley de Sociedades de Convivencia, violatoria de derechos por cierto, que no satisface con los criterios de garantizar derechos y libertades; pero el Estado, más allá de garantizar el matrimonio igualitario como una forma de ponerse al corriente en materia de derechos fundamentales, debe y puede verlo como una medida recaudatoria, derivado de los ingresos que se obtengan por la expedición de actas de matrimonio.

Otro de los pendientes es despenalizar, de manera real, el aborto, con las limitantes temporales que se encuentran establecidas en estudios científicos, y de acuerdo a la normatividad que se ha emitido al respecto. La libertad de las mujeres de decidir sobre su cuerpo, y la libertad a decidir sobre el aborto, es algo sobre lo que nadie más que la misma mujer puede decidir, pero el Estado, sí debe garantizar las condiciones adecuadas para que se realice ese procedimiento, porque hay que considerar que muchas mujeres mueren al someterse a un aborto en condiciones insalubres.

Garantizar esos derechos y libertades no van a generar que de pronto más mujeres aborten, o más parejas homosexuales se casen, sólo permitirán visualizar en todo su espectro un fenómeno que sucede, sea de manera legal o a las sombras de la ilegalidad.

TRES PUNTOS…

El ostracismo legislativo, y el confundir seguridad con limitar el derecho a la información, es uno de los males visibles en el Congreso del Estado. Poco trabajo efectivo, es lo que condenará al fracaso los proyectos políticos de muchos de los actuales legisladores. Hay mucho por legislar, muchas leyes que necesitan una modificación  a conciencia, así como materias novedosas que podrían permitir el avance de la entidad. Es cuanto.

error: Linea de Contraste