ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS - Linea de Contraste

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS

El futuro y el reto a los Derechos Fundamentales

“El pasado, es una tierra lejana, ahí hacen las cosas de forma diferente…”

Hablar de Derechos Humanos o de Derechos Fundamentales, que si bien no son sinónimos suelen usarse como tal, se ha convertido en parte del día a día de casi todos los ciudadanos. Desde el derecho a circular por una calle, el derecho a estudiar, trabajar, hasta el derecho a grabar a un servidor público.

La amplia gama de supuestos a los que llamamos derechos, nos hace imaginar un mundo en el que podemos hacer lo que se nos antoje, sin consecuencias, porque se está ejerciendo y disfrutando de un derecho, sin embargo, muchas veces se actúa desde la ignorancia y desconocimiento de las complejas relaciones jurídicas que rodean la interacción humana.

Analizando en retrospectiva, tradicionalmente al estudiar derecho, nos enseñaban que la Constitución se dividía en dos partes: dogmática y orgánica. La primera establecía las garantías constitucionales comprendidas en los artículos 1 a 29; mientras que la orgánica establecía el funcionamiento del Estado, a partir del artículo 30 al 136. Sin embargo, desgraciadamente, nos enseñaron mal, y el problema es que a muchos de los abogados, nadie les dijo que esa interpretación era errónea y limitada.

Pero, podríamos preguntarnos cuál es la importancia de cómo era la enseñanza Derecho, a lo que tendría que responder que, la importancia reside en reconocer la evolución de los mismos derechos. Actualmente, quiero creer, se enseña que hay derechos dispersos a lo largo de todo el texto constitucional, los cuales son personales, colectivos y difusos, mismos que se han venido adaptando y reconociendo por la propia necesidad derivada de las relaciones humanas.

Pongamos de ejemplo, el medio ambiente. Desde siempre se ha sabido que un medio ambiente sano promueve el desarrollo sano y adecuado de las personas, sin embargo, no se reconocía que las personas tenían derecho a un medio ambiente sano. En la actualidad de la lectura al artículo 4 de la Constitución podemos constatar que efectivamente ya se encuentra integrado dentro del catálogo de derechos, pero el reto ahora es, acceder a la protección efectiva del mismo sea vía procedimientos ordinarios, o procedimientos extraordinarios como el amparo.

Pero así como el derecho a un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas, podríamos hacer ejercicios más complejos, por ejemplo, hasta antes de 2011 el control convencional era un recurso al que acudíamos algunos abogados, casi siempre encontrando que los juzgadores en el mejor de los casos no se pronunciabas al respecto, el en peor de los casos te regañaban por introducir a la demanda ese tipo de cuestiones. En la actualidad, los juzgadores deben pronunciarse forzosamente sobre todo los conceptos planteados en las demandas, porque de no hacerlo, se arriesgan a que se impugnen las sentencias y se les obligue a emitir una nueva en la que se pronuncien sobre la totalidad de la demanda.

Con todo lo anterior, se pretende señalar que la realidad social avanza más rápido que el Derecho, que muchas acciones que realizamos día a día se pueden interpretar o encuadrar dentro de algún derecho, sin embargo, puede que no sea así. Por lo que debe haber una mayor difusión en materia de derechos humanos, los límites de éstos, su fundamento, alcances, y en general más información, a cargo no sólo de las instituciones educativas, sino de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y asociaciones de difusión y protección de derechos.

TRES PUNTOS…

Cada vez se hace más patente la necesidad de independencia total del Órgano de Fiscalización, porque de nada sirve que se detecten irregularidades en las cuentas públicas, si los legisladores las aprobarán de cualquier forma, como medida política para comprar voluntades o bien como consecuencia de algo más.

También se hace necesario verificar lo que hacen los miembros de los consejos consultivos de algunos organismos, cabe recordarse que los miembros del consejo consultivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en general fueron mal evaluados. Es cuanto.

error: Linea de Contraste