ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS - Linea de Contraste

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por EDGAR SALAZAR MACÍAS

¿Los síndicos cuándo actuarán?

En la conformación de los Ayuntamientos, se tiene en claro que se vota por un Presidente Municipal, que es el máximo representante del Gobierno Municipal, sin embargo, no gobierna solo, porque entonces se estaría rompiendo con un mecanismo de control como lo es el equilibrio del poder.

Junto con el Presidente Municipal, se encuentran los Regidores, quienes de acuerdo con la Ley Municipal de Tlaxcala, serán los representantes populares de los intereses vecinales, proponer mejoras en los servicios municipales, vigilar y controlar los ramos de la administración municipal que se les encomiende y participar con voz y voto en las sesiones de cabildo.

También gobierna, junto con el Presidente y los Regidores, la figura del Síndico Municipal, que de conformidad con la referida Ley, tendrá a su cargo la representación legal del Municipio, y la vigilancia de los recursos municipales, considerando ésta última la más relevante para el correcto funcionamiento del Ayuntamiento.

Pongamos el ejemplo más representativo de la función del Síndico Municipal, consistente en la validación de las cuentas públicas y su posterior remisión para su aprobación o no aprobación. Han existido diversos ejemplos en los que los síndicos no avalan las cuentas públicas, por lo que no las firman, careciendo así de un elemento esencial de validez. Sin embargo, se ha visto que muchas veces se dejan de firmar como parte de un desacuerdo político más que por una cuestión meramente legal o contable, ya que las denuncias correspondientes no son interpuestas.

Recordemos el caso del municipio de Ixtenco, donde la confrontación entre el Presidente Municipal y la Síndico escaló a niveles en que ambos fueron removidos de su cargo por el Congreso, sin que esto realmente abonara a la preservación del Estado de Derecho en ese Municipio, sino que terminó siendo un burdo acto de golpeteo político.

La figura de Síndico Municipal conlleva, como se ha establecido, la representación legal del Municipio, es decir, cuenta con todas las facultades para interponer demandas, denuncias… en pocas palabras, debe ser un revisor, y  un contrapeso, a efecto de preservar el Estado de Derecho en el orden municipal. Pero, a efecto que se pase del deber ser y las aspiraciones plasmadas en la Ley, a de verdad accionar y ejercer las facultades que tienen conferidas, muchas veces va más allá de la mera voluntad, muchas veces se trata del desconocimiento de las mismas, debiendo resultar responsable, pero en este caso, por la omisión de facultades, cuando deba de hacerlo.

La Ley Municipal es clara, pero a veces lo político supera a lo legal, justo y correcto. Lo que no se puede permitir, la Ley debe prevalecer en todo momento, sobre intereses personales o partidistas.

TRES PUNTOS…

Por fin terminó el drama del IAIPTlax, después de tanto tiempo de inacción, desacuerdos (que bien podrían ser calificados como berrinches), de los Consejeros Titulares, por fin se llamó a los suplentes, que tienen un camino muy complicado que recorrer, desde expedientes acumulados, personal que tiene que adaptarse a una nueva forma de trabajar. Sólo queda esperar que los tres nuevos Consejeros entiendan la responsabilidad tan grande que tienen sobre sus hombros, porque la transparencia y acceso a la información es una forma de preservar el Estado de Derecho y la democracia, transparentando la forma en la que se conducen los servidores públicos. Es cuanto.

error: Linea de Contraste