ANÁLISIS EN CONTRASTE Por IRAÍS CABRERA BRIZ - Linea de Contraste

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por IRAÍS CABRERA BRIZ

Estancias infantiles en Tlaxcala

Hemos visto en diversos medios de comunicación personas que se manifiestan en contra al tema de recorte presupuestal a dichas estancias infantiles, y la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador es el otorgamiento directo del apoyo gubernamental para que este sea empleado a conveniencia de cada familia, ya sea para emplear a familiares o elegir dárselos a las estancias infantiles. Esta medida se adopta dadas las irregularidades encontradas a nivel nacional, lo cual en nuestro Estado pudimos apreciar de manera directa, pues la gran mayoría de padres de familia que tienen la necesidad de llevar a sus menores a dichos lugares han podido percatarse de la problemática que existe, así como de la veracidad de las razones que llevaron a tomar esa directriz, y lo que muchos no se atreven a decir es que: “el cuidado de los infantes se ha convertido en un negocio sumamente bien remunerado”.

Las estancias infantiles son una necesidad para padres que trabajan, empero también se prestó a que muchos padres se desatendieran de ellos. Para algunos menores es el lugar donde tenían el cuidado y atención que no había en casa, pero también es el lugar en donde aprendieron malas palabras y malos hábitos como el limpiarse la boca con la ropa, a expresar su enojo mordiendo o golpeando, actitudes que son el reflejo de lo que ocurría en cada uno de los hogares. Igualmente, dichas estancias como todo lugar sumamente concurrido son focos de infección de la gran mayoría de enfermedades virales, a pesar de la limpieza que pudiera haber en las instalaciones. También son para muchos niños los lugares donde socializaban y aprendían control de esfínteres por imitación, pues muchos padres no tienen la paciencia para enseñar dichas tareas, por que lamentablemente se pone más atención a dispositivos electrónicos.

Observamos que las estancias infantiles fueron empleadas con fines electorales, mismos que hoy al ser minoría buscan ocasionar caos en la sociedad a través de prácticas de control, tan viejas y conocidas como las que emplean los mal denominados “paracaidistas” para apropiarse de inmuebles que no les pertenece.

Por ello el recorte presupuestal a las estancias infantiles a fin de que dejen de existir terceros que ganaban canonjías por aparentemente mover a personas que tenían necesidades no es incorrecto, porque lo incorrecto era darle recursos económicos a cada una de las estancias para equipamiento y mantenimiento de infraestructura y este nunca se realizara, porque quedaba en los bolsillos de los funcionarios públicos de alto nivel que los usaban para sí y en cuestiones tendientes a obtener el voto de la población, pudiendo enumerar así un sinfín de irregularidades, sin embargo quizá lo más cuestionable sea ¿Por qué administraciones anteriores emplearon a diestra y siniestra padrones con temas sociales con vileza y bajeza, y hoy quieren ser lo que nunca defensores de derechos humanos fundamentales? Cuando esa minoría opositora son sólo defensores de formas de control y de canonjías que crearon durante años y hoy se comienzan a perder.

error: Linea de Contraste