Resumen

AQUÍ TLAXCALA…Por FERNANDO CUAMATZI

ACUERDOS PARA CONSTRUIR

 Ayer se celebró el 101 Aniversario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y la ocasión resultó oportuna para reflexionar sobre la importancia de la ley, que da certeza y confianza a las instituciones, pero también civilidad a la sociedad.

Esta fecha, sin duda, es importante en la medida que ofrece la oportunidad de recordar la relevancia de los acuerdos en favor de las mayorías, como la propia promulgación de la Carta Magna de 1917, que por voluntad de los mexicanos cristalizó un anhelo de libertades y derechos.

Gracias a ello, hoy se cuenta con instituciones sólidas, más democráticas y con autonomía, que tienen la responsabilidad de garantizar que el respeto de dichas libertades y derechos sea una práctica cotidiana.

Y en Tlaxcala, se están dando pasos importantes en ese sentido.

Un ejemplo de ello es la reciente firma del convenio de colaboración y cooperación entre el Gobierno del Estado y 17 municipios de la entidad para la atención de mujeres víctimas de violencia.

Recordemos que el Centro de Justicia para Mujeres, inaugurado en esta administración, tiene como uno de sus objetivos establecer este tipo de convenios de colaboración y coordinación que permitan servir al mayor número de mujeres en el estado. 

Por otra parte, tenemos el convenio de colaboración signado hace unos días por los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para establecer las bases de coordinación que permitan planear las estrategias y acciones para implementar la Reforma en Materia de Justicia Laboral en Tlaxcala.

En dicho evento, los representantes de estas soberanías coincidieron que la suma de esfuerzos es fundamental para cumplir con los lineamientos de esta enmienda constitucional. 

Y finalmente, se encuentra el convenio de colaboración entre la Secretaría de Gobierno del Estado y la Junta Local del Instituto Nacional Electoral, que se concretó la semana pasada, para desarrollar acciones coordinadas que contribuyan a que el próximo proceso electoral en la entidad se lleve a cabo dentro del marco jurídico establecido.

De ese modo, a través de mecanismos operativos que fortalezcan la democracia, será posible alentar la participación ciudadana.

Hoy existen buenas condiciones para que Tlaxcala siga avanzando, pero no es suficiente que se empujen y promuevan desde el gobierno: se necesita que todos los actores sociales y económicos también lo hagan, que incluso los actores políticos respalden estos esfuerzos por encima de tiempos electorales.

Sin duda, los acuerdos de hoy son la base de un futuro más promisorio, y en la medida en que autoridades y ciudadanos entiendan su función corresponsable en la conducción del estado, es posible aspirar a la construcción de un mejor Tlaxcala, no solo para estas, sino para las siguientes generaciones.