Resumen

AQUÍ TLAXCALA…Por FERNANDO CUAMATZI

Fernando Cuamatzi habla esta semana sobre la reunión internacional de guías de turistas que se celebra en Tlaxcala y el enorme potencial que tiene en este rubro la entidad

Ajustes en la estrategia de seguridad

El Gobernador Marco Mena nombró a Eduardo Valiente Hernández como titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

El ajuste en esta área de prioridad obedeció a la necesidad de lograr que la ciudadanía se sienta segura.

Y es que, aunque estadísticamente Tlaxcala se mantiene como una de las tres entidades más seguras y pacíficas del país, hay una sensación de intranquilidad provocada por la incidencia delictiva relacionada con delitos que afectan el patrimonio de las familias.

Las primeras entrevistas concedidas por el funcionario permiten anticipar diversos cambios a nivel administrativo y táctico al interior de la CES.

De entrada, se prevén mejoras en la estrategia para combatir delitos sensibles, como el robo de autos y autopartes, así como la extorción. Y para ello, el nuevo funcionario ha dilucidado tres ejes de acción.

La primera tiene que ver con la prevención, la investigación y el combate del delito. En este aspecto, Eduardo Valiente ha señalado su interés por atender la reinserción social, bajo los términos del nuevo sistema de justicia, a efecto de evitar reincidencias por parte de quienes cometan un delito y sigan su proceso en libertad, ya que ello indigna a la sociedad.

Para esto, se desplegarán labores en materia de educación y salud, como parte de este proceso de seguimiento que haga efectiva la reinserción.

La segunda, tiene que ver con mejorar la relación policía-ciudadano. Aquí, el reto es cambiar la imagen de la corporación, mediante un trabajo con calidez, que permita al ciudadano confiar en la policía en cualquier situación de riesgo.

Ello supone, sin duda, una labor de fortalecimiento institucional, a partir del compromiso con la función policial desde los altos mandos que se traduzca en respeto a los derechos de la ciudadanía, sin dejar de lado la firmeza que se necesita para cumplir y hacer cumplir la ley.

Y la tercera, implica reforzar a la CES desde la óptica del marco normativo, el equipamiento, la capacitación, la profesionalización y el combate a la corrupción. Esto advierte la importancia de contar con un diagnóstico puntual del desempeño de la corporación, con el objetivo de identificar áreas de oportunidad en dicha labor de fortalecimiento institucional, que se traduzca en resultados.

Evidentemente, se deben esperan cambios dentro de la CES, que se revisen los resultados de las áreas y sus titulares, para optimizar todos los recursos disponibles para inhibir la inseguridad.

Debe ser prioridad para el gobierno tener una policía mejor preparada, y están dadas las condiciones para lograr ese propósito.