AQUÍ TLAXCALA...Por FERNANDO CUAMATZI - Linea de Contraste

AQUÍ TLAXCALA…Por FERNANDO CUAMATZI

¿DÓNDE ESTÁ LA CONGRUENCIA?

Al parecer, a Morena le cuesta trabajo mirarse en el espejo de la congruencia.

Ayer, el periódico Reforma publicó que el ejemplo de austeridad del Presidente Andrés Manuel López Obrador no fue adoptado por todos los diputados locales de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

Resulta que los representantes populares que abanderó Morena, PT y PES, olvidaron pronto su promesa de campaña de ser austeros y reducirse el sueldo.

En San Luis Potosí, mantuvieron en 115 mil pesos su percepción mensual neta para este año, lo que rebasa el salario de 108 mil pesos mensuales que se autoaprobó el líder moral de la Cuarta Transformación.

En Sinaloa, tenían una percepción de 169 mil pesos, y aceptaron reducir su ingreso, pero quedó en 107 mil 437 pesos, casi igual que Andrés Manuel.

En otras legislaturas donde la coalición que impulsó a López Obrador también logró la mayoría, conservan apoyos económicos con los que rebasan los 108 mil pesos de referencia.

En Veracruz, los diputados locales no tocaron su dieta de 58 mil, y complementan su ingreso con apoyos de 85 mil pesos, sumando así 143 mil mensuales; en Colima cobran 57 mil 864 pesos mensualmente, más 54 mil 697 pesos, lo que supera en su conjunto los 112 mil pesos; y en Chihuahua, aunque cada legislador cobra 66 mil 315 al mes, puede recibir subvenciones para alcanzar un total de hasta 129 mil pesos.

También hubo Congresos que, contrario a las políticas de austeridad, dispararon su presupuesto para 2019. En Hidalgo, aumentaron su presupuesto 62 por ciento al crecer de 132 millones a 214 millones de pesos, y en Morelos se autorizó 25 por ciento más presupuesto para quedar en 500 millones de pesos, a pesar de que el número de diputados disminuyó de 39 a 20 a partir de la actual legislatura.

En Tlaxcala, el aumento fue de 31 por ciento, pues pasó de 178 millones a 235 millones de pesos. Y a pesar de que, durante el pasado proceso electoral, los ahora diputados locales de Morena, PT y PES aseguraron que disminuirían en un 50 por ciento su salario, lo cierto es que se han evadido de ese compromiso.

De acuerdo con la página de internet del Congreso local, los diputados locales tenían en 2018 una remuneración mensual bruta de 100 mil 900 pesos.

Su pretexto, el año pasado, era que la anterior legislatura había dejado etiquetado el presupuesto, y ahora resulta que no solo no se bajan el sueldo, sino que aumentan el gasto general de la actual legislatura.

El Presidente del Senado, Martí Batres, ya exigió a los Congresos locales recortar su presupuesto y ajustarse a la política de Estado en materia de austeridad que inició el 1 de diciembre el Presidente López Obrador.

Lamentablemente, parece que, para los temas que realmente demostrarían un cambio de actitud en el ejercicio legislativo, hay oídos sordos, indolencia, demasiada incongruencia.

error: Linea de Contraste