Resumen

Aumentan verificentros clausurados en Estados de la Megalópolis

Por no contar con la figura de unidad de verificación acreditada y aprobada a más tardar el 27 de enero pasado; los propietarios de esos establecimientos tuvieron tres años para acreditarse.

Tlaxcala, Tlax, a 27 de febrero de 2018 (Gerardo Santillán).- Por no contar con la figura de unidad de verificación acreditada y aprobada a más tardar el 27 de enero pasado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró diversos verificentros vehiculares en Tlaxcala, así como de Morelos, Puebla y Estado de México, que forman parte de la Megalópolis.

Al efectuar 163 visitas de inspección en esas entidades, como parte de la vigilancia del cumplimiento de la NOM-167-SEMARNAT-2017, de acuerdo con el corte más reciente reportado el lunes, 25 verificentros fueron clausurados, varios de ellos en Tlaxcala, aunque no se precisa cuántos.

La acreditación de la Entidad Mexicana de Acreditación y la aprobación que emite la PROFEPA, sustentan que la evaluación vehicular tiene la precisión metrológica que exige la Ley Federal sobre Metrología  Normalización, por lo que las Unidades Ciudadanas de Calidad Ambiental (UCCA) que efectúan verificaciones vehiculares actualmente sin contar con su acreditación y aprobación, no garantizan mediciones confiables, en detrimento de los automovilistas y el medioambiente.

Actualmente, de los más de 340 verificentros que operan en la Megalópolis, a la fecha la PROFEPA ha aprobado como unidades de verificación vehicular a poco más de 100. Sólo el 30 por ciento de esos establecimientos ha cumplido con esa obligación, pese a que sus propietarios tuvieron tres años para lograr la acreditación, según se desprende de las tareas de inspección que se han realizado hasta el 22 de febrero de los corrientes.

La NOM-167-SEMARNAT-2017 establece los límites máximos permisibles de emisión de contaminantes para los vehículos que circulan en los Estados que conforman la Megalópolis, incluida Ciudad de México.

La falta de acreditación implica que la operación de los equipos e instrumentos de medición no cumplen con las características y elementos metrológicos, como son sus calibraciones y certificaciones de trazabilidad a través de laboratorios de pruebas acreditados y aprobados, que den certeza, precisión y confiabilidad conforme a estándares internacionales de las evaluaciones de emisiones vehiculares.

">