CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

Defraudar a los jóvenes

El actual gobierno, a través de su programa Jóvenes Construyendo el Futuro tenía como objetivo becar a 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan durante un año. Pero, las cuentas no salen, debido a falta de cálculo presupuestal, se necesitan 99 mil 360 millones de pesos para beneficiarlos. El presupuesto sólo alcanza para 40 mil millones de pesos, lo cual significa que únicamente se pueden becar a 925,926 según el estudio realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), lo que refleja que sólo alcanza para el 40.3%. Se requieren, 60,000 millones de pesos más. Esto indica que el actual gobierno presidido por Andrés Manuel López Obrador ha mentido a los jóvenes ilusionándolos y prometiéndoles cosas que no se van a cumplir, simple y sencillamente, porque no se hizo un cálculo adecuado para solucionar la situación material de la juventud mexicana.

            Por otra parte, los expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), han señalado que el actual gobierno, queriendo vincular a los jóvenes con el sector productivo, ha empleado una mala estrategia, ya que no se les está dando un empleo formal, sólo es una experiencia laboral, fortaleciendo la figura de “aprendiz”. La directora Gerardina González de la (OIT) en México ha mencionado que el programa carece de un complemento educativo que le permita a los jóvenes acceder a un empleo de largo plazo y para desarrollarse en el sector productivo. Además, el programa tiene varios problemas legales que los dejan desprotegidos. En México, señaló la directora, desapareció la figura de “aprendiz” de la legislación laboral porque se prestaba a abusos de los empleadores. No existe un marco legal que especifique quién protege a estas personas en caso de un accidente o de alguna transgresión.

            Los jóvenes mexicanos deberán estar conscientes de que este gobierno no cumple lo que promete, y, que ahora, más que nunca, deben de organizarse para luchar por sus derechos, ellos son el motor de la economía porque es la gente con más energía que se puede reflejar en la productividad del país. Sin embargo, lo que está mal es la planificación de estos programas y ayudas milagrosas. No está pensado racional y científicamente este problema. Ni al sector productivo le beneficia mano de obra que no está especializada, ni al joven le sirve una actividad productiva incierta, es decir, que este programa es un rotundo fracaso. Por eso, es lógico que en México no haya desarrollo ni crecimiento económico, ya que nuestros jóvenes no están educados ni están siendo productivos porque no tienen condiciones laborales favorables. La mala planeación y las ocurrencias nos llevan a estos resultados, es necesario, que los jóvenes le exijan de manera más enérgica a este gobierno para que los respete, porque de lo contrario, nuestras juventudes pueden engrosar las filas de la delincuencia organizada motivados por la desesperación de no poder encontrar un buen empleo que les permita vivir dignamente. Es un problema muy serio el que se vive en nuestro país, porque la economía no crece y esto se debe en gran parte a que no se le pone atención a nuestras juventudes. A este gobierno, cada vez más, se le están acabando los discursos demagógicos, porque está rebasado por la realidad, por eso, es necesario decirle a los jóvenes que se organicen y que luchen para mejorar sus condiciones económicas; ya que estas ilusiones jamás les resolverán sus problemas.

Doctor en Historiografía en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco

Rector de la Universidad de Ciencias y Artes del Potosí (UCAP)

Facebook: Alejandro Gutiérrez

Twitter: FILOHISTO

Correo electrónico: gucafco1986@gmail.com

error: Linea de Contraste