CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA* - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA*

El estudio de las rebeliones

El desorden social que produce una rebelión puede ser de diversas índoles como: generar violencia, robos, delincuencia, etc. A los científicos sociales les ha interesado estudiar las rebeliones a lo largo de la historia, porque con ello se explicarían cuáles fueron las fallas de algún determinado sistema económico, político y social.

El gran ejemplo que cambio el giro de la historia fue el de la Revolución Francesa de 1789, esto provocó el surgimiento de una nueva clase social como lo fue la burguesía. A partir de generar una rebelión se desencadenó un cambio social en el sistema económico, pues ahora la burguesía sería la nueva clase social que tomaría el poder.

Pero, ¿cuáles son  las causas para que se lleve a cabo una rebelión? A lo largo de la historia las ciencias sociales fueron buscando respuestas a los orígenes de las rebeliones, algunos historiadores optaban por  analizar a la rebelión desde el punto de vista de la teoría marxista, el determinismo era la parte material (esencialmente la estructura económica) se señalaba que el surgimiento de una rebelión estaba ligado a las condiciones económicas de una sociedad. Cuando aparecía una crisis económica directamente surgiría una rebelión, esa era la ecuación de los científicos sociales marxistas. Los ejemplos más claros se encuentran en los estudios realizados por los historiadores que pertenecen a la corriente inglesa.

En dichos estudios la importancia para analizar una rebelión es observar sus causas materiales. Una rebelión es el producto de que las estructuras materiales se están transformando.

En los años 70s y 80s se estudiaban las guerras mundiales con enfoques deterministas como los de la economía política, una gran obra que sintetiza de manera brillante el siglo XX es la del historiador británico Eric Hobsbawm. Las grandes revoluciones eran explicadas a través de un aparato teórico y epistemológico que utilizaron diversas ciencias sociales, apoyadas en los enfoques marxistas.

Con el paso del tiempo se fueron sumando otro tipo de estudios para explicar las causas de las rebeliones, pero ahora a partir de las diversas subjetividades que proyectan los seres humanos. Se incorporaron los estudios a partir de la psicología, la antropología y la sociología. Estos campos de conocimiento cambiaron las respuestas que habían dado los determinismos, puesto que ahora la rebelión podía explicarse a partir de los motivos subjetivos, tales como los sentimientos, el amor, la criminalidad, etcétera.

La intervención de otras ciencias sociales como: la psicología, la antropológica e incluso la criminología darían otro tipo de respuestas al modo de observar el fenómeno de la rebelión. En el terreno de la historia surgirían nuevas propuestas metodológicas para abordar el tema de la rebelión. A partir de 1990 en Estados Unidos se reflejaría la nueva historia cultural que era bastante incluyente para interrelacionarse con otras ciencias sociales, como: la antropología, la psicología, la sociología, etc. Estos campos de saber le dieron un peso específico al estudio de las subjetividades, a partir de estos campos de saber se podía estudiar las cuestiones internas que trae consigo el hombre, pero no sólo eso, sino también, a observar a la rebelión desde otras ópticas, con este tipo de ciencias encargadas de estudiar las subjetividades se le daría mayor apertura a los motivos por los cuales se establecía una rebelión en determinada sociedad.

Las estructuras económicas ahora eran cobijadas por nuevos campos de saber que estudiaban las subjetividades. Sin embargo, la rebelión es un fenómeno social al cual se le debe de poner mucha atención, ya que a partir de poder explicar una crisis social se podrán observar las diversas fallas que está teniendo un Estado. Cuando hay un incremento de violencia, delincuencia, crimen organizado, desempleo, corrupción, pobreza, ausencia de valores, mala educación, etcétera.

Se debe a que hay un Estado que está reflejando una diversidad de fallas en su funcionamiento. El ejemplo más claro lo tenemos en el Estado mexicano en donde el incremento de dichos fenómenos se debe a que hay una serie de fallas en el sistema político y económico en México. No nos cabe duda de que si estos problemas aumentan gradualmente estaremos ante una posible rebelión social.

Catedrático de la Universidad Autónoma de Tlaxcala

Catedrático  externo de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco.

Facebook: Alejandro Gutiérrez

 

error: Linea de Contraste