CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

En Círculo Analítico, Alejandro Francisco Gutiérrez Carmona nos habla sobre un posible surgimiento de una rebelión

Marx, el historiador

El pensamiento de Carlos Marx (1818-1883), tiene una esencia fundamental, su forma de concebir la historia. Para este pensador, la historia cobra un sentido relevante para entender los fenómenos sociales y naturales. Apoyado en la dialéctica hegeliana, pero partiendo de un punto distinto, es como Marx logra darle una explicación científica al devenir histórico de la humanidad.

El análisis científico del fenómeno económico es la gran contribución del pensamiento marxista. Lo que se observa en su tratado sobre economía política es su capacidad de abstracción dialéctica que penetra en lo esencial de los fenómenos. Su observación minuciosa de los procesos de la realidad económica es crucial para entender la historia de la humanidad. Con estos elementos, Marx no sólo se convierte en un gran historiador, sino que, hace de la historia un método de análisis sólido para explicarlo todo.

El materialismo histórico es un método científico que explica los fenómenos sociales y naturales, pero para este pensador, lo esencial es estudiar: la producción, distribución, circulación y consumo del hombre.  Estos aspectos de la realidad son la clave para poder entender todos los fenómenos que ocurren a lo largo de la historia. El reino material determina las relaciones sociales. Si entendemos la fórmula que propone Marx, estaremos capacitados para comprender la realidad de los procesos históricos. De esta manera, la historia ayuda a dilucidar los procesos económicos y se inaugura la historia económica, que es donde se refleja la realidad del mundo. En este sentido, los acontecimientos históricos, no sólo se deben de percibir como hechos históricos. Sino que se deben de analizar los procesos materiales (modos de producción) que surgieron a lo largo de la historia.

Por ejemplo, el descubrimiento de América en 1492, fue un acontecimiento histórico, pero en realidad floreció un proceso económico, la búsqueda de nuevas rutas comerciales para intercambiar especias fue el verdadero motor que impulsó a que España pudiera realizar una inversión marítima para generar mayores ganancias. Así, el descubrimiento de América, fue sólo un encuentro para poder comercializar, es decir, que fue el producto de un mercado más amplio para intercambiar las mercancías. Entendida así la historia podemos explicar el comportamiento de todos los países. Comprender la historia de esta manera es dar un paso adelante a un pensamiento trascendental que nadie había descubierto. En este sentido, Marx supera a Hegel, debido a que el desarrollo del capitalismo en los años en que vivió Marx, daban mayores elementos de análisis de lo que estaba ocurriendo.

Desgraciadamente, la academia mexicana en la actualidad, ha abandonado casi por completo la enseñanza del materialismo histórico, sustituyendo el materialismo histórico: por el estructuralismo en la antropología, el posmodernismo en la filosofía y el reinado de lo simbólico en la historia cultural. Los autores de moda como: Foucault, Derrida, Lyotard, Geertz, etc., son las referencias teóricas de la academia. Pero, su fragilidad radica en que la gran mayoría de ellos, sólo se detuvo a estudiar las formas culturales como: el lenguaje, el poder, la narrativa, etc. Estos pensadores norteamericanos y franceses, no sólo confunden, sino, que además, pueden ayudar a que se fortalezca el sistema económico neoliberal. Debido a que no se puede explicar la historia a partir del poder o del lenguaje. La historia se tiene que explicar a partir de los modos de producción, porque es ahí, donde se origina el sistema capitalista que tanto daño le ha hecho a la humanidad.

error: Linea de Contraste