CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

La oposición en México en el siglo XX

Una de las principales oposiciones en México fue la llamada revolución mexicana cuyos protagonistas buscaban mejorar sus condiciones de vida con respecto a su trabajo, esencialmente exigían un trato digno y mejores condiciones humanas para trabajar la tierra.

El lema era: “la tierra es de quien la trabaja”. Sin duda, estas oposiciones dieron origen a un nuevo orden en materia de derecho, puesto que de la revolución mexicana se originó la constitución de 1917 cuya inspiración estaba directamente ligada con este acontecimiento histórico.

Los movimientos sociales que reflejan una oposición hacia un régimen establecido se dan a causa de una crisis económica, política y social.

Después de consolidarse el régimen posrevolucionario muchas políticas se vieron influenciadas por el espíritu revolucionario, tal fue el caso del gobierno de Lázaro Cárdenas que gobernó el estado de Michoacán y que posteriormente fue presidente de México (1936-1940).

Durante su mandato tuvo que separase de Plutarco Elías Calles para consolidar su propio liderazgo en el terreno político.

El gobierno de Cárdenas no tuvo una férrea oposición, sólo tuvo algunos conflictos con Plutarco Elías Calles quien se había acostumbrado a manipular a varios políticos. Los siguientes presidentes provenientes del Partido de la Revolución Institucional (PRI) fundado en 1946 consolidaron una política institucional.

Lo que hicieron los representantes del partido oficial fue utilizar el instrumento político de las corporaciones para incorporar a las filas del partido a varios sectores que podrían ser una fuerte oposición como los obreros y los campesinos.

Este instrumento político permitió que no hubiese reclamos en contra del Estado por un determinado tiempo. En la década de los 60s se empezaron a reflejar los malestares sociales más relevantes que provenían de los médicos del IMSS y del ISSTE y por los estudiantes universitarios de la UNAM y del IPN.

Los reclamos de los médicos exigían mejores condiciones laborales y parar el recorte de personal, mientras que los universitarios estaban influenciados por los ideales revolucionarios para transformar el mundo y era lógico que así se pensara después de que en 1959 se diera un golpe de Estado al gobierno de Fulgencio Batista en la isla cubana.

Los universitarios eran los portavoces de la libertad, aunque no tenían bien estructurado un movimiento social. El 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco salieron a manifestarse y esto fue la causa de que el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz los reprimiera de una forma sangrienta haciendo uso de la fuerza militar. Ordaz quería mantener al país en una imagen positiva puesto que en México se llevarían a cabo las olimpiadas.

Durante el gobierno de Luis Echeverría se volvía a utilizar una dura represión en contra de los universitarios que se solidarizaron con lo que estaba pasando en el Norte del país entre los estudiantes de la Universidad de Nuevo León y el gobierno.

En 1971 se utiliza la fuerza con un grupo de policías disfrazados de estudiantes que se les denominó los halcones, de nueva cuenta el gobierno no quería escuchar las críticas y los reclamos de la oposición universitaria. Para la década de los 90s, precisamente en 1994, el gobierno de México firma el Tratado de Libre Comercio (TLC) que consolidaba las principales bases económicas entre los países de México, Estados Unidos y Canadá, pero al mismo tiempo se llevaba a cabo un levantamiento armado que proclamaba el derecho de los indígenas para ser escuchados y salir de la marginalidad en la que durante decenios estuvieron atrapados.

De esta forma, dicha oposición armada realiza un golpe de Estado en la ciudad de San Cristóbal de las Casas en el estado de Chiapas y se efectúa de nueva cuenta una rivalidad en contra del gobierno.

Dicho movimiento social estuvo encarnado por un joven universitario de nombre Vicente Díaz Guillen, mejor conocido como el Sub Comandante Marcos, dicho movimiento social estuvo conformado por un ejército que se denominó Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), dicha oposición tuvo un fuerte impacto a nivel mundial y ahora se pondría sobre la mesa de las negociaciones políticas los derechos del indígena.

Hoy en día hay una nueva oposición en México, me refiero a un movimiento social y a un partido político, puesto que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) es un movimiento-partido que ha adquirido mucha fuerza política debido a los malos manejos de los gobiernos en turno. Dicha oposición ha sabido entrar en el juego político y quizá pueda llegar al poder si es que Andrés Manuel López Obrador logra conseguir ser presidente de México.

De esta forma, las oposiciones en México han marcado sin duda la historia democrática de este contrastante país.

Facebook: Alejandro Gutiérrez

Twitter: FILOHISTO

Correo electrónico: herodoto86@yahoo.com.mx

error: Linea de Contraste