CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

En Circulo Analítico Alejandro Francisco Gutiérrez Carmona nos habla sobre lo que es el idealismo político

Idealismo político

A través de la historia surgió el idealismo como una corriente filosófica, uno de sus filósofos más representativos fue Platón, que en realidad se llamó Aristocles. El idealismo niega la existencia de cosas independientes a la conciencia, es decir, que la conciencia es la que explica la realidad. Existen varios tipos de idealismos, por ejemplo, el idealismo psicológico, el idealismo subjetivo, el idealismo objetivo o el idealismo platónico. La gran mayoría de los seres humanos son idealistas, aunque no hayan estudiado filosofía. Por ejemplo, muchos mexicanos creen en los horóscopos, dejando su destino en manos de los hechiceros o brujos actuales. También muchos mexicanos creen en los fantasmas o almas perdidas. De igual forma, la gran mayoría de los mexicanos consideran que sus destinos son producto del azar o que algún día con ayuda de un milagro podrán convertirse en gente exitosa.

El idealismo popular está en todas partes de la sociedad, muchas personas creen en un fenómeno sobrenatural que los protege a diario o que en algún momento su misericordia se apiadará de ellos y los ayudará a conseguir un mejor empleo. En la televisión se están empezando a ser populares los programas de ayuda por medio de la magia, los templos de la fe y las personas esotéricas. En el cine, los superhéroes se han convertido en los grandes líderes sociales que solucionarán todo tipo de problemas. Las personas viven en un idealismo que les ofrece una esperanza utópica, viven de sueños y eso hace que la fantasía se imponga a la realidad.

El idealismo popular fue la causa de que muchas personas empezarán a creer en superhéroes que les solucionarán su realidad inmediata. Este idealismo popular también se reflejó en un idealismo político. En las actuales elecciones mexicanas, fue evidente, que muchos no razonaron su voto y que por la desesperación, votaron por una persona que prometió en campaña solucionarles todos sus problemas. El idealismo político en México se reflejó  en la aparición de una sola persona que representaría la solución a los problemas sociales, el presidente electo, ahora tendrá que toparse con la realidad y ver que no es tan fácil cumplir lo que se prometió en campaña.

El idealismo político actual es un espejismo producto de la fantasía, pero desgraciadamente no se pudo evitar, ahora, la realidad política del país se vuelve a imponer, los políticos profesionales se dieron cuenta de que la balanza estaba inclina a favor del candidato de Tabasco y todos huyeron de sus partidos, cuyas ratas en el incendio, para incorporarse a las filas de la cuarta transformación. Sin embargo, estos políticos profesionales seguirán ejerciendo sus conductas tradicionales para buscar siempre su beneficio individual.

Fue demasiada la confianza que se le dio a una sola persona, pero esa misma confianza, tarde o temprano, se puede convertir en una sólida desilusión y arrepentimiento, que a unos cuantos meses, ya se está haciendo presente. Un claro ejemplo fue la designación del actor, cantante y estríper, Sergio Mayer quien será el que presidirá la comisión de cultura en la cámara de diputados. Es un grave error poner a gente inexperta en cargos de suma importancia para el país, esta cuarta transformación no se visualiza por ninguna parte, siguen siendo los protagonistas de siempre, los viejos políticos y los dueños del dinero.

El idealismo político es bastante perjudicial, porque simple y sencillamente, esta corriente filosófica no concibe al fenómeno correctamente, lo que se necesita es ejercer la política a partir de una concepción científica del mundo. Lo que nos indica la realidad es que muchos mexicanos están inconformes con la política actual, y esa inconformidad, se reflejó en las urnas al votar por un superhéroe. No se necesita la voluntad de una sola persona, sino miles de voluntades conscientes de que se debe de cambiar de modelo económico del país a partir de ejercer una política científica que beneficie al más desprotegido y que vele, también, por los intereses de todos los mexicanos. Para cambiar el destino de las personas más vulnerables se necesitan dos cosas elementales, la organización de los pobres y la lucha por sus necesidades. Y estos dos elementos los abandera, sin duda alguna, el Movimiento Antorchista.

Doctor en Historiografía en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco

Rector de la Universidad de Ciencias y Artes del Potosí (UCAP)

Facebook: Alejandro Gutiérrez

Twitter: FILOHISTO

Correo electrónico: gucafco1986@gmail.com

error: Linea de Contraste