CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

En Círculo Analítico, Alejandro Francisco Gutiérrez Carmona nos habla sobre un posible surgimiento de una rebelión

La nueva historia cultural: un reflejo de nuestro tiempo

Diversas corrientes historiográficas han surgido a partir del llamado “giro lingüístico” entre ellas la nueva historia cultural o the new cultural history que se ha encargado de plantear nuevas formas de abordar el objeto de estudio de los historiadores. La nueva historia cultural ha tenido repercusiones en estudios sobre México.

La literatura más representativa es la de Eric Van Young y la de May Kay Vaughan, estos científicos sociales mencionan que la nueva historia cultural se reflejó a partir de 1990, es un movimiento predominantemente localizado en los Estados Unidos, pero ha tenido poco impacto en América Latina, ya que los historiadores han mostrado un acercamiento al análisis materialista. El foco principal, menciona Stephen Haber, es enfocarse en el estudio de los procesos mentales y simbólicos que pueden o no estar formados por la experiencia de clase pero que representan un papel importante en la creación de relaciones sociales, políticas y económicas de poder en la sociedad. Se concentran en los procesos mentales a través de los cuales la gente común llega a percibir, resistir y adaptarse a los grupos y clases dominantes, la nueva historia cultural se ocupa en gran medida, aunque no exclusivamente de los “subalternos”. En suma, representa un subconjunto de la historia social, cultural y política –existiendo en el nexo de los tres campos, aunque no necesariamente siendo por entero parte de alguno de ellos.

Este tipo de historia abandona la idea determinista de los materialistas o de los estructuralistas, se tiene una relación más estrecha con la psicología, la antropología y la sociología. Las inquietudes son las de acceder a historizar diversas motivaciones que tuvieron los actores en la historia, en especial, los “subalternos” que no son solamente los representantes de una clase social (proletariado), sino más bien los “subalternos” entendidos como: los psicópatas, homosexuales, prostitutas, vagabundos, arrieros, enfermos, etc. Aquellos sujetos que no necesariamente pertenecen a un grupo o a una clase social bien definida.

Un acercamiento con la nueva historia cultural es la antropología simbólica que tienen a su representante que fue el antropólogo norteamericano Clifford Geertz, quien estableció un nuevo paradigma que repercutió en la nueva forma de pensar al hombre, un giro de 90º para concebir que la cultura es constituida por medio de la totalidad de lenguajes y también por las acciones simbólicas propios de una comunidad que constituyen su cultura..

De esta forma, la antropología simbólica tomó mucha fuerza como un motor epistemológico que se utilizaría en las ciencias sociales para estudiar los fenómenos que más llamaban la atención a los científicos sociales. Así la nueva historia cultural se nutrirá de la antropología simbólica y surgirán trabajos de la historia cultural como el de Eric Van Young titulado: La otra rebelión.

Facebook: Alejandro Gutiérrez

Twitter: FILOHISTO

error: Linea de Contraste