CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA - Linea de Contraste

CÍRCULO ANALÍTICO Por ALEJANDRO FRANCISCO GUTIÉRREZ CARMONA

La enfermedad del izquierdismo

Muchos intelectuales se han dado a la tarea de hacer un revisionismo sobre el concepto de la izquierda, dicho concepto cobra un sentido práctico, esencialmente en el escenario político, así, se dice que determinado Estado es de izquierda o de derecha. Pero el izquierdismo es una postura infantil en el terreno práctico y estratégico; me remitiré a la obra de Vladimir IIyich Ulyanov Lenin El izquierdismo enfermedad infantil del comunismo para señalar más elementos sobre la izquierda. Para este teórico revolucionario las posiciones izquierdistas abren la discusión popular sobre la táctica y la estrategia, hay errores en la táctica y en la estrategia marxista que vivió Lenin. El socialismo debe entenderse también como una estrategia, es una forma de táctica (pasos y acciones) para actuar en condiciones concretas.

 Los izquierdistas confunden la táctica con la estrategia, confunden el deseo con el objetivo final, es decir, se olvidan de él. Para Lenin, cada periodo ha sido diferente en el terreno práctico, él clasifica por medio de seis periodos los principales acontecimientos que sucedieron: antes de tomar el poder político, viviendo la primera guerra mundial y teniendo el poder político.

El primer periodo es de la “preparación” de 1903 a 1905, en este periodo hay fuertes discusiones entre los bolcheviques y los mencheviques para ver quiénes serían los nuevos liderazgos que conducirían a las masas, en dicho periodo se está gestando la revolución, por ello es que la discusión entre compañeros de lucha es crucial para ver qué tipo de liderazgos se imponían. El segundo periodo es el “revolucionario” de 1905 a 1907, hay un impactante auge de huelgas por parte de los soviets que eran los comités que se realizaban para planificar la lucha revolucionaria. El tercer periodo es el de la “represión” de 1907 a 1910, una fuerte represión política del zarismo provocaría que los revolucionarios sufrieran en carne propia las repercusiones de la lucha. El cuarto periodo es el del “ascenso” de 1910 a 1914, en este periodo el pueblo ya está consciente de los problemas sociales que los aquejaban y los revolucionarios se han ganado la simpatía del pueblo. El quinto periodo es donde se suscita la “primera guerra mundial” de 1914 a 1917, el efecto de la guerra provoca múltiples masacres de trabajadores. El sexto periodo es de “febrero a octubre” de 1917 este periodo es altamente revolucionario, se ha llegado a la conquista del poder político.

Para Lenin cada periodo ha sido diferente, pero en cada uno de esos periodos los bolcheviques se tenían que enfrentar muchas veces en contra de las posiciones izquierdistas, incluso el izquierdismo puede ser una tendencia pequeño burguesa porque a veces el voluntarismo los ciega y nos los deja actuar de manera racional, ya no hay una vinculación directa con el proletariado, ni una organización estructurada, ahora habrá mucho oportunismo y poco a poco las ideas del proletariado serán sustituidas por la burguesía. Las dumas van a ser escenarios importantes para entablar las discusiones por medio de una alta argumentación y para poner en practica la táctica y estrategia revolucionaria. Por eso, es crucial que los trabajadores empiecen a ocupar espacios institucionales para que impongan las ideas revolucionarias, sin embargo, no es una tarea sencilla porque se necesita de un auténtico compromiso social al servicio de la revolución. Para Lenin, la clase obrera no llega directamente a tomar una conciencia revolucionaria, es necesario que surja un movimiento genuino de la clase trabajadora. La clase trabajadora tarde o temprano llegará a la conclusión de que es necesario formar un partido político, porque sin organización, la clase trabajadora no es más que la materia prima para la explotación. Lenin conocía de manera profunda la movilización de la clase trabajadora y su forma de pensar. Muchos intelectuales no entienden las formas de construir puentes con las masas porque su propio contexto no les permite estar inmiscuidos en la lucha social; sólo cuando los afectan directamente en sus centros de trabajo es cuando alzan la voz y se organizan, pero después de que se soluciona su problema todo vuelve a la normalidad para ellos, desde las aulas se puede avanzar, pero no es suficiente, por ello  es que Lenin fue brillante, porque fue un teórico revolucionario que pudo observar de manera teórica y práctica la lucha de los bolcheviques.

Doctor en Historiografía en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco

Rector de la Universidad de Ciencias y Artes del Potosí (UCAP)

Facebook: Alejandro Gutiérrez

Twitter: FILOHISTO

Correo electrónico: gucafco1986@gmail.com

error: Linea de Contraste