Resumen

CONSPIRANDO Por HOMERO MENESES H.

La corrupción de AMLO

Hace unos días un nuevo vídeo evidenció una vez más la corrupción en el país, gracias al periódico El Universal, conocimos como unas manos entregaban 500 mil pesos a la diputada con licencia Eva Cadena, y no, en esta ocasión no era del PRI, tampoco del PAN, ni del PRD, se trataba de una diputada de MORENA, candidata a presidenta municipal de los Choapas, Veracruz. Los priistas se mostraron extasiados, entusiasmados y hasta excitados, creyeron que se repetía el golpe maestro que López Obrador recibió en el año 2003, con Rene Bejarano (el Señor de las ligas) y los vídeos difundidos por Televisa, aquél golpe mediático no destruyó a López Obrador, como tampoco lo hizo el desafuero del año 2005, ni las grabaciones a Acosta Bonino pasando la charola para la campaña del tabasqueño a la presidencia en el 2012.

La estrategia de los opositores de López Obrador en todos estos años ha sido la misma. Quieren hacer ver que es igual a ellos, igual de corrupto e igual de cínico; sea igual a ellos o igual al dictador de izquierda Nicolás Maduro y antes a Chávez; si eso no sirve, entonces que sea igual a Trump, el populista de derecha que gobierna el país más poderoso del mundo.

La guerra sucia contra AMLO, ya no es por ser un peligro para México, ahora se le acusa de ser igual a todos, ¡mírenlo!  -exclaman- “se parece a nosotros”.

Pero AMLO ¿está libre de culpa? ¿Puede ser verdad que un político mexicano, en un sistema corrupto e impune, pueda ser honesto? Muchos aseguran que lo es, soy de aquellos que prefieren creer en la posibilidad de los milagros antes que, en la realidad de los infiernos, pero si bien es verdad que AMLO es un hombre honesto, también es cierto que se ha venido equivocando de manera sistemática en las sumas que procura y la confianza que otorga, su equivocación no sólo ha puesto en riesgo su imagen, sino que ha puesto a MORENA, como todos los otros partidos políticos, al borde del fracaso, la impunidad y el autoritarismo.

AMLO, ha preferido tejer la explicación del complot antes que actuar con energía para expulsar, condenar y entregar a las autoridades a la ingenua o perversa Eva Cadena. Nadie pude creer que una política profesional y supuestamente honesta, acepte dinero para la causa de una campaña, el sólo hecho, la sola posibilidad debiera prender todos los focos en MORENA, pero no, la estrategia es culpar a los otros y no asumir la propia responsabilidad.

Minimizar, ha sido un error, reírse de los míseros 500 mil pesos en un mundo de miles de millones no es suficiente, tanto es corrupto con los cientos como con los miles, es lo mismo.

Lo que sucede en MORENA, pero también lo que pasa en Francia con la elección presidencial pone de manifiesto que el mundo ya no se divide en izquierda y derecha; en buenos y malos; en corruptos y honestos. Se trata de sistemas que fomentan la corrupción o que buscan equilibrios de poderes para detenerla, me parece que debemos ir por una transformación profunda del sistema, requerimos que los delitos de corrupción sean penalizados con condenas muchos más graves para quienes traicionan al pueblo, así como un policía recibe una condena mayor si delinque, un político debería ser condenado con penas mucho más graves, si traiciona el cargo para el cual fue electo. De la misma forma que un político debiera ser apoyado si dice y hace cosas por cambiar el sistema.

De por ahí…

Pasan los días, más delincuencia, más accidentes, más impunidad… los discursos son bonitos, pero el nuevo Gobierno ha terminado su periodo de aprendizaje, y no vemos ni resultados ni acciones.

Twitter@HomeroMeneses