Resumen

Cuapiaxtla será nueva escala de distribución de gas natural

Junto con los municipios poblanos de Lara Grajales y San José Chiapa.

Tlaxcala, Tlax, a 05 de julio de 2017 (Gerardo Santillán).- Por su eventual potencial industrial, la zona geográfica Lara Grajales – San José Chiapa, en Puebla, y Cuapiaxtla, en Tlaxcala, serán conectadas como una nueva escala de distribución de gas natural por decisión de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), según fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 28 de junio.

A su vez, la Secretaría de Energía emitió una opinión favorable respecto de ese tema desde el 16 de febrero de 2017, como consta en el oficio 530.UTPI.025/2017, tras considerar que la nueva zona geográfica “se alinea con los objetivos de la reforma Constitucional en materia energética aprobada por el Congreso de la Unión en diciembre de 2013″.

La conexión al gas natural permitirá a los usuarios finales el acceso a un combustible menos contaminante con mejores tarifas y a una seguridad energética sustentable, la cual aprovecha la infraestructura y el transporte de la región.

Los Gobiernos de Tlaxcala y Puebla fueron enterados por la CRE desde el pasado 7 de marzo, junto a los ayuntamientos de Nopalucan, Rafael Lara Grajales y San José Chiapa, en Puebla, y Cuapiaxtla, en Tlaxcala, sobre el interés por integrar a tales municipios en una ZG, para fines de distribución de gas natural, así como la naturaleza y alcances de la misma.

En esa zona al oriente se estima un crecimiento importante de la industria sobre todo del ramo automotriz, debido a que haya se encuentra una planta de la armadora alemana de autos de lujo Audi, siendo Cuapiaxtla en el caso de Tlaxcala un polo de desarrollo por la instalación de empresas proveedoras.

En el DOF se precisa que en esa zona existe un potencial de aproximadamente 27 mil usuarios residenciales para los primeros doce años del servicio de distribución de gas natural y que las principales actividades económicas que se desarrollan en los municipios propuestos son la industria alimentaria y textil, así como la industria automotriz en Puebla, y el comercio en general, así como la prestación de servicios en Tlaxcala.