Resumen

Dan libertad provisional al imputado por atropellamiento y muerte de ciclista

Mediante pago de 200 mil pesos y firma cada mes, enfrentará Adolfo -N- proceso en su contra

Apizaco, Tlax. 18 de diciembre  de 2018 (Sergio Espinoza) Foto (informativoPC).- Este martes, al tiempo que se desarrolló una marcha en silencio por parte de ciclistas en la capital de Tlaxcala, en la audiencia inicial, después de comprobar la legal detención y vincular a proceso a Adolfo -N-, el Juez de Control determinó poner en libertad provisional al hoy imputado mediante la exhibición de una caución de 200 mil pesos y la medida cautelar mixta de firma de asistencia el primer día hábil de cada mes.
Y es que en la audiencia que tuvo una duración de 3 horas y que se llevo a cabo en la Sala 2 de la Casa de Justicia del Distrito Judicial de Sánchez Piedras en Apizaco, el Juez de la Causa desestimó los argumentos del Ministerio Público (MP) para dictar prisión preventiva justificada. Que se basaron en que Adolfo -N- el hoy imputado, al radicar en una comunidad de la capital podría sustraerse de la acción de la justicia, al tener al menos 6 ordenes de aprehensión y averiguaciones previas pendientes por diversos delitos, además de que cuenta con pasaporte vigente.
Al respecto la defensa que estuvo integrada por 4 abogados, argumentó los principios de progresividad, proporcionalidad y excepcionalidad en favor de su auspiciante, lo que fue considerado por la autoridad jurisdiccional para decretar la libertad provisional bajo caución del imputado por los delitos de homicidio por culpa y daños, en agravio de Carlos -N-; porque no fue objetado por la representación social y tampoco por la viuda y su asesor legal.
Al inicio de la audiencia, la Fiscala sustentó de forma cronológica, con base a la puesta a disposición de la policía de Tocatlan, la serie de hechos y la presencia del entonces indiciado en el lugar, quien fue asegurado alrededor de las 5 de la tarde del pasado 15 de los corrientes, luego de verse involucrado en un hecho de tránsito tipo atropellamiento, en el que falleció el deportista y resultó afectada la bicicleta en que viajaba.
En este punto fue que la defensa señaló -tal vez de manera deficiente y hasta precoz- la violación a los derechos humanos de su representado con el supuesto de no haber tenido el acceso oportuno al expediente para fijar sus argumentos, una posible dilación en la puesta a disposición y que el hoy occiso habría cortado la circulación a un vehículo en movimiento.
A lo que el Juez de Control, en repetidas ocasiones conminó a la defensa a manifestar en otro tiempo procesal dichos argumentos ya que se estaba resolviendo el tema de la detención y aclaró de forma oportuna el que si hubo acceso a la información por conducto de uno de los defensores y que el papeleo estaba dentro de los terminos legales, por lo que consideró había sustento para calificar “legal flagrancia para la detención”.
Por lo que alrededor de las 4:20 de la tarde, se dio inicio a la imputación en contra del indiciado Adolfo -N-, que lució semi distraído y medianamente apesadumbrado, portando un apoyo mecánico en su tobillo izquierdo y un par de muletas, a quien se el atribuye con base a dictámenes periciales y de necropsia, su posible responsabilidad por los delitos de homicidio y daños por victimizacion, que resulta en calificación jurídica de 3 a 5 años de prisión y 18 a 360 salarios mínimos, así como de 6 a 36 meses de cárcel y de 36 a 200 días de salario mínimo respectivamente, donde no hubo comentarios de la parte agraviada ni de la defensa. Sólo el comentario por parte del imputado en el sentido de que el día de la fecha, viajaba en compañía de su familia y el chofer de nombre Raúl -N- quien se ausentó del lugar para supuestamente pedir ayuda.
Al tiempo fue solicitado el resolver la situación jurídica del ya imputado, para lo cual el Ministerio Público, citó la puesta a disposición y aseguramiento del probable responsable, los reportes de la policía de investigación, la propiedad de la camioneta a nombre de Lorena -N-, el dictamen médico (necropsia), los diagnósticos del perito, así como el dictamen de los peritos para la mecánica del accidente; que dio pié a la vinculación a proceso.
Para lo cual la defensa quién argumentó  la presencia de los medios para ejercer presión social, pidió el auxilio judicial al Juez de Control, para la petición de la intervención de un perito en transporte terrestre y causalidad a la delegación en la entidad de la Procuraduría General de la República  (PGR), mediante oficio que deberá ser solicitado mediante la Fiscalía.
Entonces fue que la representación social, solicitó la medida cautelar de prisión preventiva justificada en contra de Adolfo -N-, con los argumentos arriba citados, que la autoridad jurisdiccional desestimó y no fueron justificadas satisfactoriamente ya que la causa del presente proceso en considerado un delito culposo.
Siendo desechado lo correspondiente a las órdenes de aprehensión y averiguaciones previas; para concluir resolviendo la libertad inmediata del imputado con la exhibición de una garantía económica de 200 mil pesos y la presentación periódica para firma de asistencia. Aclarando el pago de la fianza dentro de los próximos cinco días hábiles y aprobar la solicitud del perito de la PGR dando así minutos antes de las 6 de la tarde por concluida la Audiencia Inicial.
A punto de caer la noche, entre sentimientos encontrados la treintena de asistentes a la Sala 2 de la Casa de Justicia del Distrito de Sánchez Piedras, entre los que estaban los deudos del finado y la familia del hoy vinculado a proceso, observaron cómo Adolfo -N- el hoy imputado (en compañía de sus abogados) abordó un auto negro y se retiró a velocidad moderada; mismo que su última intervención de la audiencia afirmó:
“Estoy dispuesto de llegar a un arreglo”.
">