DE FRENTE Por VÍCTOR LORANCA - Linea de Contraste

DE FRENTE Por VÍCTOR LORANCA

Revocación de la democracia

Dejando de lado el debate y la inclusión de las ideas planteadas por la posición, Morena -como ya es costumbre- usó una vez más su mayoría en la Cámara de Diputados, para imponer la iniciativa que podría ser un primer paso para violar el principio de equidad en la próxima contienda federal; me explico:

Resulta que la propuesta integrada por Morena le da derecho al Presidente de la República a hacer campaña por él mismo, y ésta podría ocurrir durante el mismo periodo en el que será electo el próximo Congreso Federal; la intención es clara: aparecer en las boletas electorales en el 2021, e intentar generar otra ola que arrastre a sus incondicionales a ocupar un escaño en la Cámara de Diputados.

Las elecciones presidenciales celebradas cada seis años tras el triunfo de la revolución, han permitido que en el presente, México tenga cinco años de estabilidad por uno de turbulencia, pues la elección del Presidente de la República tiene un impacto directo en los mercados financieros e incluso en el nivel de inflación del país; poner a consideración cada tres años la permanencia del Presidente, podría conducir a México a tener tres años de estabilidad y dos de incertidumbre, que de no saber manejarla, podría sumar al surgimiento de una recesión, e incluso una crisis económica generada desde adentro.

La revocación de mandato representa además una mano izquierda al estilo del viejo régimen, pues en el caso de que el porcentaje de votación sea el necesario para remover al Presidente, sería la mayoría simple del Congreso -es decir, Morena- quien elegiría al ejecutivo interino para concluir el sexenio.

Pero no sólo se trata de que aparezca la figura del Presidente en las boletas electorales, de aprobarse la revocación de mandato, el siguiente paso podrían ser los gobernadores en los estados donde Morena tiene una mayoría calificada en el congreso, quien estaría en su derecho solicitar su revocación de mandato e imponer a uno de los suyos en las trincheras estatales.

Para entonces, buena parte de “el pueblo sabio” recibirá al menos un apoyo del Gobierno Federal como parte de la política social que impulsa López Obrador; en resumen, la decisión una vez más podría no estar basada en las propuestas ni en los perfiles de los candidatos, sino en figuras incondicionales acostumbradas a levantar la mano al son que les toquen.

La minuta será discutida en la Cámara de Senadores, y se espera que ocurra lo mismo que con la Guardia Nacional, donde la oposición hizo valer sus votos para impedir una mayoría calificada, que permitiera que a la propuesta del Presidente no se le moviera ni una coma.

En la votación tendrán mano cuatro tlaxcaltecas: Beatriz Paredes, Minerva Hernández, Ana Lilia Rivera y Joel Molina.

Malas señales

Todo indica que el recorte del SAT, donde perdieron su empleo al menos unos 15 mil trabajadores de la noche a la mañana, no será el único que realice este gobierno. El jefe de la oficina del Presidente, Alfonso Romo, dijo que está defendiendo a las secretarías para que no se les quite más presupuesto, pues trabajan ya con el mínimo de personal; sin embargo, reiteró lo que ya había adelantado el Presidente, este gobierno podría pasar de una austeridad republicana a a una pobreza franciscana.

De continuar así, la estructura gubernamental se vería debilitada e incluso imposibilitada para satisfacer las necesidades que el país demanda.

Agradezco el favor de su lectura y lo invito a escuchar el Podcast a través de www.lineadecontraste.com

error: Linea de Contraste