DE GOLPE Y PORRAZO Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

DE GOLPE Y PORRAZO Por GERARDO SANTILLÁN

De golpe y porrazo

De golpe y porrazo, el Gobernador Marco Mena quiso cerrar la polémica en torno al Secretario de Gobierno, Aarón Pérez Carro, quien estaría siendo sometido por la Fiscalía General de la República (FGR) a una investigación, luego de que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), lo señaló (junto con otros exfuncionarios federales de la entonces PGR) de incumplir con sus responsabilidades en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

En una entrevista concedida el lunes pasado tras la presentación del Festival Internacional Cervantino en Tlaxcala, en un evento realizado en Ciudad de México, el mandatario estatal esgrimió que “no hay razón” para separarlo del cargo en su Gobierno, como segundo al mando, derivado de dicha investigación.

Argumentó que su funcionario ya emitió una postura oficial sobre el tema y además se dijo dispuesto a colaborar con las instancias competentes del caso, con lo que no es necesario separarlo como responsable de la política interna de Tlaxcala.

Sin embargo, su situación es un asunto de la mayor importancia, pues judicial y políticamente el tema de los 43 tiene tal relevancia que la FGR está tras el Exprocurador Murillo Karam, cuyas voces del partido del régimen con el que trabajó, o sea el PRI, han manifestado su preocupación porque podría tratarse de una cacería de brujas del Gobierno lopezobradorista.

Entonces, el segundo hombre en importancia dentro del gabinete estatal y por las responsabilidades que tiene bajo su cargo, no puede estar cuestionado y si lo está, como es desde la Subsecretaría de Derechos Humanos de la SEGOB, entonces se puede poner en duda su labor para con el beneficio de los tlaxcaltecas, creo que es así de sencillo.

Por lo tanto, lo sano para el propio Ejecutivo local sería darle la oportunidad de atender su asunto fuera del Gobierno y que las cosas no se interpreten como un eventual y posible tráfico de influencias, en su momento.

Si se le encuentra o no algún elemento para vincularlo a un proceso penal, eso ya será cuestión de la FGR, pero todo servidor público en la gobernanza moderna debería ser del todo impoluto en el desempeño de sus cargos, para generar confianza a los ciudadanos.

Percepción…

En un informe a un año de estar al frente de la hoy Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), el titular de la misma, Eduardo Valiente Hernández, reconoció que la percepción ciudadana de que hay mayor inseguridad en Tlaxcala está por encima de los resultados que se vienen dando en la materia, manteniendo a la entidad como la segunda del país con menor incidencia delictiva.

Y tiene razón cuando señala que sea uno o 100 robos u homicidios, se trata de una familia o 100 familias enteras las que sufren las consecuencias.

Por eso, coincidimos en el hecho de que todavía “se le debe mucho a los tlaxcaltecas” en materia de seguridad pública.

@santillanazo

error: Linea de Contraste