Resumen

DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA

“Ladran, señal de que cabalgamos”, así lo decía Rubén Darío.

DÍA DE LAS MADRES 

Día de las madres, más allá de las flores, los regalos, restaurantes llenos y regalos por todos lados.

Pensar en las madres mexicanas y tlaxcaltecas es pensar en una figura de autoridad moral, que nos ha protegido y formado en ambientes llenos de amor. Sin embargo, en estos tiempos, el tema se vuelve más complejo, las madres tienen retos laborales, económicos y sociales en ocasiones muy difíciles de superar.

Cuando era niño, lo común era que en las familias, el ingreso del jefe de la casa, casi siempre el padre, era suficiente para cubrir todos los requerimientos del hogar, sin embargo, el papel de la madre era el cuidado de los hijos y la administración del hogar. En estos tiempos, en la mayoría de los hogares tradicionales, un solo ingreso es insuficiente para cubrir los gastos familiares, lo que obliga a las madres a trabajar a la par de sus parejas cuando las tienen y su labor se duplica: por un lado las mujeres conservan la obligación de cuidar a sus hijos y administrar el hogar y por el otro, el trabajo que les genera el ingreso necesario para el sustento de la familia; hoy en día muchas de las mujeres que cubren esta doble responsabilidad, sin duda, dedican las 24 horas del día a estos deberes.

Muchas mujeres involuntariamente se convierten en madres y en muchas ocasiones deben enfrentarlo solas, lo que las destina a realizar la tarea de proveedor, al mismo tiempo que se encargan de la educación de sus hijos; en Tlaxcala más de la mitad de las mujeres inician su vida sexual antes de los 18 años y sólo el 15 por ciento de ellas utilizan anticonceptivos en su primera relación sexual.

Ser madre adolescente, además de las implicaciones sociales y psicológicas que conlleva, tiene el costo de tener que trabajar y encontrar tiempo para cuidar a su hija o hijo, lo que genera el tener que dejar los estudios y como consecuencia de lo anterior, enormes dificultades para acceder a mejores oportunidades de trabajo y a mejores ingresos.

Sin duda ser madre adolescente significa la modificación de su proyecto de vida y en muchos casos sueños y proyectos incumplidos.

En este sentido, pensar en las madres mexicanas y tlaxcaltecas, además de pensar en aquella figura emblemática de nuestra sociedad, hay que pensar también en estrategias, políticas públicas y programas sociales para generar mayores ingresos y oportunidades de desarrollo para aquellas mujeres que se esfuerzan día con día tanto en su centro de trabajo como en el hogar; o en aquellas que por sí solas buscan las mejores oportunidades de crecimiento y desarrollo para sus hijos.

Con reconocimiento y aprecio hoy felicito a las madres campesinas tlaxcaltecas, a las madres indígenas tlaxcaltecas, a las madres maestras tlaxcaltecas, a las empleadas, a las profesionistas, a las que trabajan todo el día en el hogar, a las servidoras públicas y a todas las madres, por su coraje y pasión para construir un futuro mejor para sus hijos y familias.

¡Felicidades mamás, mi reconocimiento por su pasión para ver crecer a los suyos!

 

">