DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA - Linea de Contraste

DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA

El diputado local Alberto Amaro Corona aprovecha su columna para hablar sobre los tiempos legislativos

Alto a la inseguridad

Desde hace varios meses en nuestro Estado se han incrementado diversos delitos de alto impacto, como son los homicidios, los asaltos violentos en diferentes modalidades, robos a casa habitación, por no mencionar extorciones, privaciones de la libertad y desaparición de menores, donde en estos tres últimos delitos no se conocen datos concretos, porque no se dan a conocer, pero existen.

Tlaxcala pasó de ser una entidad de bajo índice delictivo a una entidad que va a la alza en ese tipo de delitos, pero lo peor de todo, es que entre los tlaxcaltecas hay un ambiente generalizado de temor, de inseguridad, de desconfianza, pues todo trabajador o trabajadora, cada estudiante y sus familias, saben cuándo salen de casa, pero no saben si va a regresar, pues a diario y en todo momento se corre el riesgo de sufrir algún acto delictivo.

Tan solo en estos últimos días, han aparecido cadáveres en Apetatitlán, en Calpulalpan, o ha habido enfrentamientos como en Acuamanala con saldo de personas fallecidas. Esta situación ya no puede tolerarse, pues los tlaxcaltecas queremos y exigimos una vida en paz, libre de violencia y de delincuencia.

Ante estos hechos hay preguntar al Gobierno del Estado y, de manera particular, al Comisionado de Seguridad Pública en el Estado, qué se está haciendo para implementar políticas públicas y acciones concretas que detengan el clima de inseguridad que se vive en Tlaxcala.

Ante el desempleo, ante los bajos salarios, ante la pobreza que pesa sobre la mayoría de los tlaxcaltecas, se tiene que soportar también la delincuencia e inseguridad, así como un Gobierno que no da muestras de hacer acciones concretas que detengan la incertidumbre de vivir en paz.

La policía estatal aunque hace recorridos en diversos caminos, carreteras y comunidades, no resulta ser una acción suficiente para detener a la delincuencia, menos aún resultan suficientes los retenes donde, en plena violación a los Artículos 14 y 16 de la Constitución Federal, hacen revisiones, sino es que extorciones, al revisar inconstitucionalmente los vehículos particulares o que transportan mercancías de pequeños comerciantes, con el pretexto de verificar si el vehículo tiene reporte de robo. Estas acciones lo único que generan es molestia a los ciudadanos, sobre todo cuando tienen alguna urgencia personal, de trabajo o, incluso, alguna urgencia médica.

He presentado ante el Congreso del Estado, una iniciativa con carácter de acuerdo por el que se exhorta al Gobernador del Estado y, de manera particular, al Comisionado de Seguridad Pública en el Estado, para que implementen las acciones necesarias tendentes a generar seguridad publica entre los habitantes y transeúntes de Tlaxcala. Se trata de un exhorto que conlleva una exigencia, pues los tlaxcaltecas aún pueden confiar en sus autoridades a las que eligieron, para dar soluciones efectivas a problemas sociales como la inseguridad, pero cuando la desconfianza aflore aún más, cuando la gente decida hacerse justicia por su propia mano, no solo se romperá la legalidad, sino también el principio de autoridad. Los responsables de la seguridad pública tienen la palabra.

 

error: Linea de Contraste