Resumen

DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA

En su entrega de esta semana, el diputado local Alberto Amaro Corona nos habla sobre el ideal de Francisco I. Madero

¿Qué pasa en Tlaxcala con la seguridad pública?

Ayer presenté nuevamente una iniciativa para la comparecencia del Comisionado Estatal de Seguridad Pública ante el Congreso del Estado, para que informe sobre las condiciones de seguridad pública que prevalecen en Tlaxcala y qué se está haciendo ante la ola de delincuencia.

Tlaxcala, otrora entidad pacífica, donde la violencia de otras entidades se pensaba no iba a llegar, quizá no en las mismas dimensiones de otros estados, sin embargo, ya está a la vista, ya se resiente y el clima de inseguridad y de temor empieza a privar entre los tlaxcaltecas.

Con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y respecto a la incidencia delictiva en Tlaxcala, entre 2016 y 2017, los delitos que mayormente se cometen en Tlaxcala, son el robo a vehículos y el homicidio doloso, los cuales han tenido un incremento importante entre 2016 y 2017; así, en 2016 se robaron 1,313 vehículos con violencia y sin violencia, y en 2017 fueron en total 1,841, es decir hubo un incremento en el robo de vehículos en un 30% entre 2016 y 2017; mientras que con relación a los homicidios dolosos el incremento fue del 35%.

En lo que llevamos de estos 25 días del mes de enero, se han generado una serie de homicidios que están alterando la vida de la entidad, pues ya son alrededor de veintinco los homicidios de los que sabe, como son cuatro muertos en Calpulalpan, el más reciente el de una persona cuyo cuerpo dejaron en Xaltocan; dos en Acuamanala, tres en Nativitas, uno en Apetatitlán, una jovencita dejada en Yauhquemehcan, por mencionar de los más publicitados por la prensa. Prácticamente un homicidio doloso por día.

Ante este panorama, es urgente que el Gobierno del Estado informe al pueblo de Tlaxcala, qué se está haciendo por combatir a la delincuencia, cuál es la realidad de los delitos que se comenten en Tlaxcala y que laceran la vida de sus habitantes, sobre todo en el caso de muertes de familiares y desaparición de personas.

Otros compañeros diputados y el exponente nos hemos manifestado por pedir la comparecencia del Comisionado Estatal de Seguridad Pública, a efecto de que explique las políticas que se están implementando por dar seguridad a los tlaxcaltecas, sin que a la fecha la Comisión Legislativa encargada haya emitido el dictamen correspondiente, para pedir al Gobernador la autorización para que comparezca el citado Comisionado. Parece que los intereses políticos se anteponen al interés genérico de salvaguardar el derecho humano a la seguridad pública de los tlaxcaltecas.

A qué le temen el Gobernador y el Comisionado Estatal en particular; por qué no enfrentan y asumen su responsabilidad y explican qué pasa en Tlaxcala y que se está haciendo sobre la seguridad pública.

El Gobierno del Estado y el Comisionado, deben abocarse a su responsabilidad y dejar de reprimir manifestaciones pacíficas de los tlaxcaltecas, como la ocurrida en pasado martes, donde fueron reprimidas las manifestaciones de jóvenes emprendedores como los de la Plataforma Pronto, que es un negocio lícito entre particulares, pues como lo han señalado los voceros del gobierno estatal, dicha plataforma y negocio no están regulados y, si no están regulados no pueden ser ni ilegales ni ilícitos, pues la ilegalidad solo se da cuando es contraria a la ley o no existe prohibición alguna y, en este caso, si no hay regulación ni norma que impida este negocio, no puede ser ilegal.

Qué esconde el gobierno tras la represión, que llevó a la retención de vehículos y detenciones ilegales de personas ¿Acaso están favoreciendo negocios turbios para el beneficio de funcionarios estatales o familiares de éstos? ¿Con base en qué norma legal el Gobierno estatal y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes prohíben actividades, incautan vehículos y detienen personas, cuando no hay una regulación expresa como la que pretenden prohibir? ¿Qué acaso esto no es asumir atribuciones que la ley no les da?

El Gobernador ha señalado que Tlaxcala vive en paz y en la democracia, se arrogó el uso del concepto gobernanza, que nadie entiende a bien, pero con no cumplir con sus atribuciones en materia de seguridad pública, en reprimir a ciudadanos en vez de combatir a la delincuencia y a la impunidad, en no permitir la comparecencia de sus funcionarios ante el Congreso, la gobernanza se transforma en autoritarismo, en intolerancia y en corrupción e impunidad.

Hoy alzamos la voz contra las injusticias y contra el abuso de autoridad; exigimos que el Gobernador y los encargados de la seguridad pública en Tlaxcala, tanto el Comisionado Estatal como el Procurador de Justicia del Estado y la Secretaria de Gobierno, asuman su responsabilidad con políticas serias e integrales que combatan la delincuencia. No queremos más represiones en Tlaxcala, que solo demuestran el temor y la incapacidad de los gobernantes ante los reclamos justos y dentro de la ley de los ciudadanos. Exigimos la comparecencia del Comisionado Estatal de Seguridad Pública, pues es su obligación y la del Gobernador del Estado el que, en cualquier momento y no en escenarios anuales hechos a modo, informen lo que pasa en Tlaxcala y qué se está haciendo para mejorar las condiciones de vida pacífica de los tlaxcaltecas.

 

">