DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA - Linea de Contraste

DEJAD QUE LADREN LOS PERROS Por ALBERTO AMARO CORONA

200 pesos: el logro del modelo económico en 25 años

En México, la pobreza se mide utilizando diferentes dimensiones en una persona o familia, incluye carencias como salud, seguridad social, educación, vivienda, alimentación y desde luego ingreso. Para combatir dichas carencias, el Estado ha implementado programas como instalación de escuelas, centros de salud, comedores de la cruzada contra el hambre o programas de mejoras como el piso firme.

Sin embargo y suponiendo que los programas funcionen como deben, generando a la gente acceso a algunos bienes y servicios que antes no tenía o alimentos más baratos, hay un problema al que no se ha encontrado solución y las políticas económicas implementadas hasta ahora no han tenido resultados: el dinero no alcanza.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política en Desarrollo Social (CONEVAL), desde 1992, el ingreso real de los mexicanos se ha incrementado en un penoso 6%. Esto quiere decir que, considerando el incremento de precios y de salarios, a principios de los años 90’s una persona promedio tenía $3,500 mensuales para vivir y 25 años después tiene $3,700.

Después de firmar el TLC, hacer obligatorio el preescolar y el bachillerato, crear PROSPERA (Progresa-Oportunidades), el Seguro Popular, y muchos más programas sociales, el gran logro económico de un cuarto de siglo son ¡200 pesos! Parece que no se ha encontrado el modo en que la gente gane más, y como consecuencia tenga más posibilidades de desarrollo.

Las medidas neoliberales tienen la lógica de que el crecimiento económico irá con el famoso efecto de goteo de arriba hacia abajo, haciendo que la economía de las familias crezca desde abajo hacia arriba.

Sin embargo lo que la información publicada por el CONEVAL refleja, es que pese a haber implementado cientos de programas sociales, el modelo económico predominante hace que los indicadores nacionales crezcan a la par de las ganancias de los empresarios, pero que la gente siga siendo igual de pobre que hace 25 años. Tal parece que en estas condiciones es casi imposible para una persona superar la condición social de sus padres y que sus posibilidades de crecer económicamente sean mínimas.

Saber que en México se genera riqueza que no se reparte, obliga a repensar el sistema económico y las oportunidades que se ofrece a cada quien para desarrollarse, ya que desde luego, $3,700 mensuales no alcanzan a una persona más que para su mínima subsistencia.

La situación económica de los mexicanos parece un cuento de nunca acabar, y lo seguirá siendo en tanto se mantenga un modelo económico cuya prioridad sea el crecimiento en indicadores y no la economía de las familias.

 

 

error: Linea de Contraste