Resumen

EL INQUISIDOR DE MORENA Por JUAN RAMÓN NAVA

Hoy, en su entrega Juan Ramón Nava nos habla En Corto, sobre la visita de AMLO a Tlaxcala y qué es lo que hará

Bien dicen que el poder es una enfermedad silenciosa, pero, además, deja complacidos y satisfechos a quienes lo ostentan y detentan, si no, ahí está el claro ejemplo de MORENA y sus noveles representantes populares, quienes más tempano que de costumbre, uno a uno ha ido sucumbiendo a los encantos del poder…y del dinero también.

En una entrega pasada, en este mismo espacio se consignó las pugnas internas que en MORENA han empezado a dar paso y forma a ciertos grupos que pretenden la hegemonía en ese partido, y se señaló al líder estatal de esa fuerza política, Joel Molina Ramírez, como uno de los principales actores en esta rebatinga de poder.

Hace unos días, el líder de los morenistas incrustados en el Congreso del Estado, Joel Molina Ramírez, se lanzó fuerte en contra de sus correligionarios y los evidenció públicamente al revelar que a los flamantes legisladores poco les importaban sus responsabilidades como representantes populares y si en cambio se mostraron proclives a cuestiones de dinero. Qué tal.

Y no conforme con ventilar la falta de ética de los congresistas locales de MORENA, el máximo dirigente de ese instituto político, les sentenció que, de esta postura, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador sería informado para que, en su próxima visita a Tlaxcala, el político tabasqueño les de su buen jalón de orejas a todos y sin ningún tipo de distingo. Tómala Barbón.

Joel Molina Ramírez no se anduvo por las ramas y más rápido de lo que se pensaba, llevó este asunto hasta las propias oficinas centrales de MORENA y a la casa de atención en donde AMLO despacha, ahí, evidenció aún más a sus compañeros de partido, y con lujo de detalle, explicó -a Leticia Ramírez, encargada de la atención ciudadana y al propio Martí Batres Guadarrama, presidente de la Mesa Directiva en el Senado de la República-, de la actitud asumida por los congresistas locales de MORENA.

Además, el líder tlaxcalteca de los morenos, no conforme con acusar, señalar y evidenciar a los legisladores locales de ese partido, de paso se quejó de los constantes ataques hacia su persona por parte de Lorena Cuéllar Cisneros, quien no solo la ha emprendido en su contra, sino que, además, arrasó en contra de los Senadores Ana Lilia Rivera Rivera y el ex Gobernador priísta y hoy flamante representante de MORENA, José Antonio Álvarez Lima.

Lo cierto en toda esta revuelta política, es que muchos de los que hoy militan en MORENA, terminarán por mostrar el cobre y habrán de emigrar inexorablemente hacia otros partidos políticos, y si alguien lo duda, pues solo basta con mirar lo ocurrido la semana pasada, cuando el legislador federal José de la Luz Sosa Salinas, buscó proteger sus propios intereses y se decantó por el Partido Encuentro Social, el cual lo cobijo porque también así convino a sus intereses políticos.

Según fuentes no oficiales de MORENA, El Pepeluche, como le gusta que le llamen a José de la Luz, no solo salió de MORENA para no ver mermadas sus prerrogativas como Diputado Federal, sino que, además, pretende sustituir en el cargo como líder estatal del PES a José Luis Garrido Cruz.

Pepeluche no solo emigró hacia el PES, pues además de poner a buen resguardo sus dietas económicas en el Congreso de la Unión, ahora, con el fuero que tendrá durante los próximos años, ha manifestado en corto y en privado a ciertos de sus allegados, que, para los comicios locales de 2021, buscará se el abanderado de Encuentro Social y con ello allegarse de la gubernatura de Tlaxcala. Soñar no cuesta nada.

Si muchos creyeron que con el arribo de MORENA al poder las cosas cambiarían, es posible que se encuentren en el umbral del desencanto, muchos han empezado a mostrar signos de desilusión con la actuación de quienes ostentan y detentan el poder dentro de ese partido, un ejemplo son LadyChampange, Alejandra del Carmen León Gastélum, Senadora por el estado de Baja California, quien fue suspendida por un año de todos sus derechos partidarios, cuando literalmente ebria, ofendió a sus adversarios políticos.

Otro caso que es digno de análisis, es la declaración hecha por Ricardo Monreal Ávila, Coordinador de la bancada de MORENA en el Senado de la República, quien si medir los alcances de sus palabras, amagó con impulsar la desaparición de poderes en el estado de Hidalgo, gobernado por Omar Fayad Meneses, y todo porque el Ejecutivo priísta hidalguense no comulga con la ideología y las políticas de AMLO. El centralismo en todo su apogeo, lo que significa un retroceso de décadas.

Con locuras como esas y con ocurrencias es como inició MORENA su largo camino en esto de gobernar a los mexicanos, todos estos ejemplos deberían de ir prendiendo los focos de alerta en los altos mandos morenistas, Joel Molina Ramírez ya dio el primer paso para destapar irregularidades de los morenistas tlaxcaltecas, al igual que él, surgirán otros inquisidores que, con dedo de fuego, señalarán las pifias en que están incurriendo estos señores.

La cruda y resaca política no suele traer consigo más que desencantos y lamentos. Ojalá y esté equivocado, pero la experiencia en política parece repetirse una y otra vez, como película, son los mismos actores, pero diferentes escenarios y si no, al tiempo, como dirían los clásicos.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos de MORENA y sus legisladores. Hay muchos que desearían ver fuera del Congreso de Tlaxcala a la actual vocera Cynthia Fernández Bautista, sobre todo algunos los chicos de la prensa, pues su relación con diferentes medios de comunicación no ha sido del todo cordial y si en cambio muy ríspida. Resulta que el flamante presidente del Comité de Administración, el morenista Rafael Ortega Blancas podría nombrar a la funcionaria como su Secretaria Técnica en esa área, y con ello correspondería a una amistad de años entre ambos, surgida cuando Cynthia Fernández Bautista trabajaba en las relaciones públicas de la Plaza México, en donde conocido al matador de toros ahora convertido en diputado. Lo dicho, una amistad así no es amistad si no se refleja en la nómina.

 

">