Resumen

EL RELEVO DE CAMBRÓN Por JUAN RAMÓN NAVA

Juan Ramón Nava, en su columna En Corto, habla sobre el poder que Marco Mena ejerció al designar a los candidatos del PRI para las elecciones federales

De cara a las elecciones federales del próximo año, al interior del PRD, sus dirigentes nacionales enfrentan una verdadera encrucijada. Juan Manuel Cambrón, líder amarillo en Tlaxcala, no podía escapar a ese estado de ánimo, y no podía escabullirse del relevo en la presidencia del CEE de ese partido simple y sencillamente porque él es el más interesado en dejar la nave que todavía comanda.

Y como varios de sus correligionarios saben que a Juan Manuel Cambrón se le queman las habas por dejar las riendas de la dirigencia estatal del PRD, raudos y veloces empezaron a cabildear entre las tribus amarillas para palpar cuáles son sus verdaderas posibilidades de sustituir de tamaña responsabilidad al apizaquense.

Hasta el momento, solo dos han levantado la mano para decir esta boca es mía, Santiago Sesín y Giovanni Montiel, aunque el primero de ellos aún consulta con la almohada si se decanta por la dirigencia local del PRD o se lanza, por segunda ocasión consecutiva, en busca de un escaño federal.

Pero vayamos por partes. A Santiago Sesín le está causando mucho ruido el hecho de no tomar una posición clara en el posible relevo de Juan Manuel Cambrón, el cual, o bien podría darse hasta octubre, o se alargaría hasta que concluyan los comicios del 2018. Eso se sabrá a finales de este mes.

Lo único cierto es que muy posiblemente el ex diputado y líder de la corriente perredista Red Joven busque la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, en donde seguramente establecerá una alianza con Juan Manuel Cambrón, porque buscar nuevamente una diputación federal le resultaría más complicado de lo que él se imagina.

Santiago Sesín no está en condiciones de buscar una curul en San Lázaro, solo basta recordar el descalabro que sufrió en las elecciones federales de 2015, cuando ni toda la fuerza de Red Joven pudo hacer nada por el joven político, él sabe que otro descalabro lo podría en la lona de la arena política.

Ahora que si decide lanzarse en busca de la dirigencia estatal del partido del sol azteca, Santiago Sesín tendría que medir fuerzas con Giovanni Montiel, integrante de la corriente ADN, que comanda su padre, el ex Secretario de Gobierno en épocas de Alfonso Sánchez Anaya y ex diputado, tanto local como federal, Gelacio Montiel, quien ya pidió ese puesto para su vástago.

Gelacio Montiel sostuvo un encuentro informal con quien fuera su alumno dentro de la política, Juan Manuel Cambrón, la reunión se dio allá, en la ciudad de Apizaco, en el Restaurante La Cima, los asistentes, Gelacio, Giovanni y Cambrón, ahí, de forma abierta, el ex funcionario le pidió al líder amarillo la presidencia estatal de ese partido…y de paso, su apoyo.

Los argumentos de Gelacio Montiel fueron dos; que Giovanni, su hijo, representa la sangre nueva dentro del PRD y que está capacitado para dirigir los destinos de los amarillos aquí en Tlaxcala, por eso fue que se decidió a solicitar el apoyo de Cambrón para que respalde sus aspiraciones y esta propuesta.

“Tú ya estás muy desgastado para seguir en el partido, mejor apoya a Giovanni, queremos la presidencia (del PRD) para él, apóyanos Juan Manuel” fue la petición de Gelacio Montiel al todavía líder perredista “Yo ya no quiero saber nada de la presidencia, ¿por qué mejor no apoyas a alguien de mi grupo?” le reviró el dirigente, la respuesta fue un silencio, casi de inmediato, Giovanni Montiel pidió la cuenta del consumo, por cierto, esa fue toda su intervención durante ese encuentro.

Dentro de todo este tinglado amarillo, Juan Manuel Cambrón jugará un rol más que importante, porque si el CEN del PRD decide, a finales de este mes de julio, lanzar la convocatoria para el relevo de las dirigencias, tanto nacional como locales, muy seguramente que trataría de negociar posiciones con Santiago Sesín a cambio de su apoyo.

Y si la cúpula amarilla decidiera prolongar las dirigencias, tal y como sucedió en el PAN, hasta que concluyan las elecciones federales de 2018, entonces Juan Manuel Cambrón tendría todo el respaldo de su partido, al menos a nivel central, para proponer candidatos, algo que a Gelacio Montiel no conviene. Como sea, el todavía líder perredista las lleva todas consigo.

A pesar de todo ese escenario, Juan Manuel Cambrón buscaría concretar una alianza con Santiago Sesín, y lo haría porque los dos, aunque de corrientes distintas, simpatizan con la misma causa, la de Los Chuchos, cuasi dueños del PRD, y eso dejaría con muy pocas posibilidades a Giovanni Montiel en una futura contienda interna.

Y aunque dice no estar ni con melón ni con sandía, lo cierto es que así como Juan Manuel Cambrón se reunió con Gelacio y Giovanni Montiel, también ha hecho lo propio con Santiago Sesín, quien, dicen, todavía no está definido para dónde emprender el rumbo, aunque quienes lo conocen, afirman que la dirigencia estatal amarilla, será finalmente su objetivo.

Así es que si algún perredista pensó que a Juan Manuel Cambrón le interesaba mantenerse en la dirigencia estatal del PRD, ese “yo ya no quiero saber nada de la presidencia” es más que claro, contundente y matón, algunos al interior del PRD aseguran que la mirada del aún líder amarillo está más que puesta en el 2018 ¿Será? Al tiempo.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos del PRD. Durante una cena, allá en Oaxtepec, Estado de Morelos, Graco Ramírez, Gobernador de esa entidad, acompañado de Jesús Ortega, Alejandra Barrales, líder nacional de ese partido, Miguel Ángel Mancera, Jefe del Gobierno de la CDMX y el propio Juan Manuel Cambrón, todos dijeron estar dispuestos a ir en alianza con el PAN para el 2018, partido al que le pondrían una sola condición, que Margarita Zavala no asome ni las narices en este asunto del Frente Amplio Opositor y si en cambio, se apoye una candidatura externa…en la mesa de esa cena se barajaron dos nombre, los del ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente y el de la periodista y politóloga, Denise Dresser. Qué tal.