Resumen

En 30 por ciento se ha encarecido el gas durante 2017; falta diciembre

De 260 pesos en que se vendía en enero un cilindro de 20 kilos, hoy cuesta más de 370; molestia es generalizada.

Tlaxcala, Tlax, a 23 de noviembre de 2017 (Gerardo Santillán).- De manera dramática para los bolsillos de todos los ciudadanos, es como ha aumentado más del 30 por ciento en Tlaxcala el precio del kilo de gas licuado de petróleo y su costo final en cilindro en los últimos meses, lo cual se agudiza durante la temporada de fríos.

Con base en datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), de enero a noviembre el kilogramo del energético pasó de 13:01 a 18:00 pesos, pero con la amenaza latente de que durante diciembre habrá un aumento más para terminar este año.

En perspectiva, el reciente anuncio presidencial de aumento en ocho pesos al salario mínimo, no se compara con los cinco pesos que por kilo el gas ha subido en lo que va del año, provocando que el sueldo siga siendo precario y sobrevenga la molestia de los consumidores.

La CRE reportó que en diciembre de 2016 el precio mínimo por kilogramo fue de 13.01 pesos, y con base al historial de precios por los distribuidores, el último corte hasta al 15 de octubre de 2017 el máximo alcanzó los 18.00 pesos.

Así, mientras en enero de este año un tanque de 20 kilos costaba 260 pesos, para la primera quincena de noviembre alcanzó los 373 pesos, es decir, 113 pesos más.

En Tlaxcala, 14 empresas proveedoras de ese combustible para el hogar, principalmente, reportaron atender a mil 817 localidades del Estado con un precio mínimo por kilo de 7.59 y máximo de 9.49 pesos para autotanques. Mientras que el servicio de cilindros, 10 empresas indicaron atender mil 872 localidades, con un mínimo de 14.07 y máximo de 18.00 pesos, respectivamente, con un promedio de 16.36 pesos.

El malestar generalizado, pero sobre todo las limitaciones económicas, han obligados a muchas familias a tener que rellenar sus tanques parcialmente en centros de carburación instalados en distintos puntos del Estado, para no quedarse sin ese insumo básico y a pesar del eventual riesgo que represente esa transportación.

 

">