Resumen

En la mira de SECTE corralones municipales

Existen empresas de ese tipo que operan sin reglamento y representan servicios abusivos para los ciudadanos.

Tlaxcala, Tlax, a 19 de noviembre de 2017 (Gerardo Santillán).- En virtud de que existen corralones municipales que operan sin reglamento, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (SECTE) podría llevar a cabo una revisión y eventual clausura de los mismos en próximas semanas.

La Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Tlaxcala, contiene en el artículo 40 fracción XII la facultad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado, para otorgar concesiones y permisos a los particulares para establecer corralones o encierros oficiales, vigilar su funcionamiento y operación; así como el cumplimiento de las disposiciones legales respectivas.

Fue hasta agosto de 2014 que se expidió el Reglamento de Corralones o Encierros Oficiales y Servicios Auxiliares del Estado de Tlaxcala, en el que se establecen lineamientos precisos para ese tipo de empresas.

Fuentes de la SECTE indicaron que se tienen identificados al menos siete u ocho corralones municipales, los cuales son entregados por cada administración municipal a un particular sin tomar en cuenta disposiciones legales al respecto, por lo que se vuelven en servicios abusivos para quienes se ven involucrados en un incidente o accidente de tránsito y ven sus automóviles llegar ahí.

Las arbitrariedades se dan principalmente en el arrastre de la grúa que generalmente pertenece al mismo corralón, así como en el pago de piso, parámetros que nunca están claros para el usuario. Lo mismo sucede, empero, con los servicios de grúas estatales que literalmente cobran lo que quieren por atender un siniestro.

Ante ello, la SECTE estaría en disposición de hacer una inspección de esos sitios pues resulta necesario regular a los establecimientos que prestan tales servicios, a efecto de que se establezca de manera clara el procedimiento y requisitos para el otorgamiento de concesiones, las obligaciones de los concesionarios, las disposiciones aplicables al servicio de arrastre y salvamento de vehículos, se regule debidamente la custodia, conservación y devolución de los vehículos, las normas aplicables a los vehículos abandonados, así como las infracciones y sanciones, con la finalidad de otorgar certeza jurídica tanto a los prestadores de los servicios como a la ciudadanía en general.