Resumen

Enciende Tlaxco una luz para la consciencia colectiva vs la trata de personas

SONY DSC

Gardenia Hernández Rodríguez y Miguel Sastre Durán, encienden las luces que iluminan el Palacio Municipal y el Kiosko de la Plaza principal en la campaña contra la trata de personas.

Tlaxco, Tlaxcala, a 24 de julio de 2017 (Redacción).- Este domingo la alcaldesa de Tlaxco, Gardenia Hernández Rodríguez y Miguel Sastre Duran, jefe del centro de planeacion, evaluación, capacitación y desarrollo de personal de la oficialía Mayor de Gobierno del Estado de Tlaxcala , encendieron las luces que iluminan el palacio municipal y el kiosko del pueblo mágico, como parte de la campaña nacional contra la trata de personas.

La presidenta municipal destacó la importancia de contar con una nueva ley, “la iniciativa de Ley emitida por el Gobernador del Estado, Marco Antonio Mena Rodríguez, sentó las bases para la creación de la Fiscalía Especializada, encargada de la investigación y persecución del Delito, búsqueda inmediata de personas desaparecidas, protección para informantes y que especifica los deberes del próximo Consejo Estatal Contra la Trata de Personas”, enfatizó.

Destacó que con este nuevo marco legal, existen mejores condiciones de defensa para mujeres que han sido víctima de violencia y para atacar la trata de personas.

“Es satisfactorio poder observar que Tlaxcala vive una etapa de crecimiento y desarrollo que debemos aprovechar. La generación de actores políticos y servidores públicos que en esta época convergemos tenemos la ineludible responsabilidad de seguir concretando más y mejores condiciones para los tlaxcaltecas. El resultado de las últimas reformas y de las nuevas leyes emitidas por la LXII Legislatura local es el preámbulo de una nueva etapa para Tlaxcala”, destacó Hernández Rodríguez.

En el evento, el representante del Ejecutivo destacó que los trabajos de coordinación son importantes con los gobiernos municipales, así como la difusión y educación de este tema entre la población.

Por último, destacó que 7 de cada 10 víctimas son mujeres y niñas, es decir el 59 por ciento de las víctimas son mujeres, de las cuales el 17 por ciento son niñas, además de que hombres también son proclives a este delito, toda vez que el 14 por ciento de las víctimas son hombre y el 10 por ciento niños, es decir 1 de cada 3 víctimas son niños.