ENTRE MAESTROS CESADOS Y ACTIVOS Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

ENTRE MAESTROS CESADOS Y ACTIVOS Por GERARDO SANTILLÁN

Entre maestros cesados y activos

Luego de tres años y medio de haber sido cesados, recientemente miles de maestros que en su momento se negaron a someterse a las evaluaciones magisteriales que mandataba la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, están siendo reinstalados en sus centros de trabajo. Un logro sin duda para quienes siempre se opusieron a esa disposición legal y un triunfo que se adjudica la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En Tlaxcala se trata de 107 docentes en ese caso, distribuidos o representados en su momento por distintas alas de la CNTE o de movimiento locales genuinos. En un primer paquete, desde el pasado 1 de agosto 41 maestros de preescolar, primaria o secundaria firmaron sus convenios de reinstalación para volver a las aulas, pero también ya habrán recibido entonces una parte proporcional de sus salarios no cobrados en todo ese tiempo.

Además, tendrán que ser asignados en la escuela donde originalmente se encontraba, o de estar ocupado ese lugar, entonces las autoridades educativas les tendrán que buscar un centro lo más cercano posible a donde estaban.

Por supuesto todo ha sido júbilo para los maestros que aguantaron vara. ¿Pero, qué dicen los otros maestros que sí hicieron exámenes de oposición y se prepararon para afrontar la anterior reforma?

Pues platicando con varios de ellos, en una rápida encuesta, señalan que el sentir es hasta cierto grado injusto, sobre todo porque pretenderían volver como si nada a su centro de trabajo original en detrimento de quienes hoy imparten clases ahí. Su deseo no es negativo contra los opositores, pero se tienen que verificar muchos detalles todavía en los que los reinstalados tienen mucho que decir y que podría incomodar a los que se mantuvieron en activo.

Tal vez lo que les parece más injusto es que vayan a cobrar un dinero que no desquitaron frente a grupo, pues la mayoría de manera voluntaria decidió no someterse en su momento a la evaluación que la Ley mandataba y afrontar las consecuencias. Pero es que ese dinero saldrá del bolsillo de todos los tlaxcaltecas y mexicanos.

De tal manera que la incorporación de los maestros en su momento cesados tendrá todavía tela de dónde cortar, pues hay algunos que se dedicaron a otra empresa en la que le está yendo prósperamente y tal vez solo quieren tramitar un retiro adelantado, pero otros, querrán regresar con todos los privilegios que tuvieron antes de ser despedidos.

Otra incógnita es la manera en que regresarán a dar clases, pues llevan tres años y medio de retraso en actualizaciones y de no participar en cursos u otras actividades relativas a mejorar su desempeño frente a grupo. Eso pronto se verá en cuanto inicie el próximo ciclo escolar.

De ocasión…

Sin duda muy positivos los resultados que Tlaxcala obtuvo en los resultados de medición de pobreza y pobreza extrema en la última década. La entidad sobresalió con la mayor reducción del porcentaje de su población en pobreza junto con Hidalgo y Aguascalientes. Pero de esa labor, por un lado, se debe reconocer en la justa medida los que los últimos gobiernos estatales han hecho en ese lapso con las políticas implementadas, pero también, observar que algunos de los componentes de medición que son las carencias sociales, algunas resultan subjetivas, pues hay quien no carece de servicios, educación, espacios, seguridad social, alimentación, pero aun así va al día. Habría que verificar eso.

@santillanazo

error: Linea de Contraste