Resumen

ES MOMENTO DE…Por IGNACIO RAMÍREZ SÁNCHEZ

En su columna Es Momento de...Ignacio Ramírez Sánchez nos habla sobre el hecho de que nunca es tarde para abrir la puerta al diálogo

Contacto ciudadano efectivo

Quiero compartirles que en estos días he realizado un ejercicio muy interesante de contacto directo con la ciudadanía del distrito que me honro en representar, integrado por Huamantla, Ixtenco y Zitlaltepec, con la finalidad de explicar de forma personal, los logros y alcances del primer año de actividades legislativas que efectué.

He realizado anteriormente diversas visitas a las comunidades de mi distrito, pero me pareció ideal y justo que, si el aspirante a un puesto de elección popular camina casa por casa pidiendo el apoyo y la confianza de los vecinos, también se haga de la misma manera con la rendición de cuentas y resultados.

No le veo mucho objeto a los actos fastuosos y caros de los informes que a fin de cuentas son solo gastos innecesarios para localidades que tienen tantas carencias.

El contacto directo con los ciudadanos me ha permitido en estos días explicarles de manera personal los avances en actividades legislativas y los logros que obtuve con diversas gestiones que impactaron a cientos de familias, en especial en el ámbito productivo y en los apoyos a la salud.

He escuchado los reclamos sobre la fiscalización de recursos públicos municipales y también les he compartido que el dinero público debe ser usado, esencialmente, para la satisfacción de las muchas necesidades que tienen nuestros pueblos.

Muchos vecinos me han recibido con extrañeza, pues dicen que nunca antes ningún Diputado local había hecho este ejercicio de contacto directo con la gente para rendir cuentas de su gestión. Creo que el representante popular nunca debe alejarse de quienes le brindaron la confianza de su voto, pues de la comunidad salió y a la misma comunidad tendrá que regresar.

Huamantla, Ixtenco y Zitlaltepec son zonas con carencias, pero también hay muchas oportunidades. Me reconforta encontrar personas que, a pesar de las limitaciones, las enfermedades y otras circunstancias, se levantan todos los días a seguir trabajando, a echar adelante con fuerza el desarrollo de su familia, a seguir apoyando el crecimiento de sus hijos.

Estos mensajes ciudadanos de contacto directo son una prueba de que mi compromiso sigue firme con las localidades y las familias. Ojalá me permitan seguir siendo un vehículo para la gestión social y el trabajo legislativo.

Creo que los informes no deben ser actos de lucimiento o de dispendio de recursos, sino la oportunidad de mirar los ojos de los vecinos, con honestidad, y con palabras sencillas, darles justa cuenta de lo que se ha hecho y de los que falta por concretar.

">