ES MOMENTO DE...Por IGNACIO RAMÍREZ SÁNCHEZ - Linea de Contraste

ES MOMENTO DE…Por IGNACIO RAMÍREZ SÁNCHEZ

En su columna Es Momento de...Ignacio Ramírez Sánchez nos habla sobre el hecho de que nunca es tarde para abrir la puerta al diálogo

Importancia de la gestión social

Los partidos políticos no están sólo pensados en servir como herramientas de promoción de candidatos en los procesos electorales, ganando elecciones y visitando cada tres años a los electores. Los partidos con verdadera conciencia social están de manera permanente junto a la gente, encabezando sus luchas y sus demandas, acompañándolos en el proceso de mejorar sus condiciones de vida.

Hay quienes quieren confundir diciendo que se trata de un comportamiento electorero y alevoso para ganar simpatías en tiempos de elecciones. En el caso del PRI no es así, pues de forma permanente funcionan células de gestión social a nivel seccional y municipal y se posee a nivel estatal una Secretaría de Gestión Social, encargada de coordinar todos los esfuerzos por abanderar y encabezar las demandas sociales procedentes de todas las localidades de Tlaxcala.

Así como sucede a nivel partidista, nuestros representantes populares están obligados a dedicar importantes esfuerzos para acercar diversos beneficios a sus vecinos y conciudadanos. En el caso personal, como ya he manifestado anteriormente, desde el día siguiente a la confirmación de mi triunfo electoral, con el apoyo de la mayoría de los electores de Huamantla, Ixtenco y Zitlaltepec, comencé a trabajar de forma sistemática en la gestión social.

He tenido la oportunidad de estar cerca de la gente que sufre alguna enfermedad y he visto la manera en que la angustia se apodera de toda la familia. Por eso me esforcé y conseguí diversos apoyos para realizar jornadas de salud para mujeres, lentes gratuitos para personas de escasos recursos; apoyos para medicamentos, consultas y estudios clínicos, traslados, operaciones cirugías, bolsas para diálisis, sillas de ruedas, bastones, aparatos auditivos y muchas otras cosas más, todo ello en beneficio directo de dos mil personas.

También creo mucho en el esfuerzo cotidiano de la gente. Me parece que hay muchas personas que con sólo un pequeño impulso pueden comenzar a cosechar resultados en favor de su familia. Por eso gestioné y obtuve apoyos de gallineros y huertos familiares, tinacos para acopio de agua, estufas y hornos de microondas, a precio más bajo que el comercial, para Huamantla, Ixtenco y Zitlaltepec, en beneficio de ochocientas familias.

La gestión social no es el interés electoral, sino la preocupación genuina por conseguir mejores condiciones de vida para todos. Si una posición de representación popular puede servir a este fin, sería muy egoísta e irresponsable no aprovecharla en beneficio de los demás.

Continuaré con estos esfuerzos porque sé que la gente, nuestra gente, los merece y necesita.

error: Linea de Contraste