ES MOMENTO DE TRABAJAR Por IGNACIO RAMÍREZ SÁNCHEZ - Linea de Contraste

ES MOMENTO DE TRABAJAR Por IGNACIO RAMÍREZ SÁNCHEZ

Protección a periodistas es tarea de todos

México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en impunidad de cincuenta y nueve países, esto de acuerdo al Índice Global de Impunidad de México (IGI Mex) realizado en 2016 por la Universidad De las Américas Puebla (UDLAP). Con el 75.7% nuestro país sobresale entre las cinco patrias más impunes como Filipinas –que ocupa el primero-, Colombia, Turquía y la Federación de Rusia.

Por otro lado Tlaxcala se encuentra en el puesto número 23 de los 32 Estados de la República y se le considera como una entidad con alto grado de impunidad y a pesar de no estar cercanos a Michoacán (1er lugar), tampoco es motivo para sentirse orgullosos, pues claramente estamos permitiendo que nuestros Derechos Humanos se vean violentados.

Actualmente los comunicadores son víctimas de agresiones políticas, censuras obligatorias y violación a sus derechos como personas y profesionistas; al parecer la libertad de expresión se ha convertido en la sentencia de muerte de muchos y muchas periodistas que acceden a cierto tipo de información.

Edmund Burke –escritor y político irlandés-, acuñó el término “cuarto poder” mismo que refiere a los medios de comunicación, debido a la fuerza que pueden llegar a tener y ejercer sobre las masas, hoy gracias a la mediatización y globalización de la información, la responsabilidad que conlleva el periodismo se ha visto acrecentada y ha vulnerado a quienes lo practican.

Tan solo en lo que va del año fueron reportadas por el Comité para Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) cuatro muertes en los Estados de Sinaloa, Baja California Sur, Chihuahua y Guerrero, y un total de 95 periodistas muertos desde 1994 de los cuales no se ha confirmado el motivo de homicidio de 50 casos, es decir, más de la mitad se han visto marcados por la impunidad.

Cabe mencionar que el mes pasado también falleció Juan José Roldán, periodista y activista Tlaxcalteca oriundo de Calpulalpan, este punto claramente denota que existen muchos más casos que no han sido procesados, así podría continuar con la lista, incluyendo además los reportes de intimidación y violencia que sufren todos los días.

Proteger los derechos y garantías de quienes cumplen con informar y emancipar a la ciudadanía, es tarea del Ejecutivo, Legislativo y Judicial, quienes en las últimas semanas se comprometieron a velar por los intereses colectivos de este gremio.

Han pasado cuatro años – en abril de 2013 exactamente-, que en México se aprobó una ley para perseguir los crímenes contra periodistas, sin embargo, a pesar de que la ley es vista como un paso importante hacia la mejora de la libertad de prensa, aún existe una gran cantidad de casos que lamentablemente no han sido resueltos.

La mayoría de víctimas son periodistas nacionales, quienes en constantes ocasiones se dedicaban a la cobertura informativa de la política, la corrupción y el crimen organizado del país, algunos de los periodistas asesinados fueron capturados o torturados antes de su muerte.

Son los líderes del narcotráfico, funcionarios gubernamentales y militares, considerados los principales sospechosos; lamentablemente son muy pocos los casos en los que asesinos o autores intelectuales son capturados o procesados legalmente.

Indudablemente estos acontecimientos generan falta de credibilidad hacía las instituciones públicas, empero, aunque no es tarea sencilla podemos recuperar la confianza de hombres y mujeres que luchan todos los días por generar pequeñas oportunidades de cambio.

error: Linea de Contraste