Resumen

ESCALAS Y PARALELAS Por DELFINO CHAMARRO MACÍAS

Delfino Chamorro Macías en su columna denominada Escalas y Paralelas habla esta semana de cultura y transformación

¿Va ganando la FNERRR?

Cronología del fenómeno.

Seguramente el consenso en la Cámara de Diputados para destinar la partida para la Casa del Estudiante se gestó durante el 2015 o antes; entre agosto y septiembre de 2016, la FNERRR demandaba que se regularizara un predio para que se construyera la Casa del Estudiante, el monto gestionado en el presupuesto era por los 2 millones de pesos; en noviembre de 2016 feneció el contrato donde se le rentaba un predio a los estudiantes de la FNERRR y por medio de maquinaria se derrumbó una construcción que, según los afectados, el monto invertido era cercano a los 100 mil pesos.

Al inicio del 2017, se realizó un “plantón” frente a Palacio de Gobierno donde demandaban la construcción de la Casa del Estudiante y unas claves para escuelas, se presentaron marchas, se repartieron panfletos. Esta temporada de “plantón” subsistió cerca de cien días, donde las críticas al Secretario de Educación y a la de Gobierno no cejaron; la asociación de restauranteros y la cámara del comercio no emitieron queja alguna.

Anuncio de cierre de temporada, no del pleito.

Llama la atención que no se firmara documento alguno y se apeguen al valor de la palabra de transferir el recurso al ayuntamiento de la capital por lo que ahora la atención se centrará en Anabell Ávalos.

¿Es factible la Casa del Estudiante?

Proyectada en 22 millones de pesos y con una vida útil de 20 años, se calcula una depreciación simple por mes de 91 mil pesos, sin contar alimentos, energía eléctrica, Internet, mantenimiento, etcétera; el universo a atender hoy en día es de 25 estudiantes con expectativa de 150 a futuro, con una media de 100 estudiantes se destinaría al menos 916 pesos mensuales POR ESTUDIANTE, SOLO PARA EL INMUEBLE, súmele lo que falta. En una casa de interés social pueden habitar higiénicamente 4 estudiantes, las rentas comúnmente se tasan entre mil 500 a dos mil pesos.

Existen diversas instituciones de educación pública de todos los niveles en el Estado, programas de becas a nivel federal y uno -en espera- anunciado sin precedentes por el titular del Ejecutivo en campaña, pero según este caso, el problema de la FNERRR radica en un escenario similar al de 1960.

En mi opinión, el origen del problema es la propiedad del presupuesto originada en la Cámara de Diputados, se asigna presupuesto política y partidariamente sin tener estudios de factibilidad, sin predios, en muchos casos sin sentido.

Sugerencia de solución, destinar mucho más recurso a la beca del estudiante de calidad, no solo limitarse para avecinarse de una escuela, y no invertir en becas a fondo perdido; si tiene talento para estudiar seguramente tendrá talento para ejercer, la beca no debería ser una “propina” si no un proyecto de talento humano ya que, si lo sueltan, se pierde en el océano complejo del sector laboral.

Usted que opina ¿va ganando la FNERRR?

@delfinochamorro

">