Resumen

ESCALAS Y PARALELAS Por DELFINO CHAMORRO MACÍAS

Delfino Chamorro Macías en su columna denominada Escalas y Paralelas habla esta semana de cultura y transformación

Delfina

Sin duda la guerra por la gubernatura del Estado de México se definirá entre PRI y MORENA, los últimos días se han decantado esfuerzos por parte del PRI para contagiar a MORENA en el aspecto de la corrupción.

No dirige, bulea

El dirigente nacional del PRI no dirige a su partido, es más bien un buleador, sínico, cómico y desvergonzado que se encarga de la descalificación hacia el principal contendiente, de manera análoga el dirigente sería un depósito donde se coloca las heces para ser lanzadas contra el adversario. Mientras tanto la toma de protesta del dirigente estatal del PRI estará paralizada hasta que la misión estratégica de Ochoa en el Estado de México termine, y eso evidencia el lugar que ocupa Tlaxcala en las prioridades del PRI.

El pecado de Delfina

Según la información que se ha difundido en medios, presuntamente se asignó una liquidación extraordinaria y se le atribuyen descuentos a los trabajadores. No hay más. En caso de prosperar y comprobar que solo ella consolido estas posibles faltas, podría ser acreedora a una falta administrativa, estas faltas no se comparan con la propia liquidación de Ochoa que fue millonaria, el incremento desmedido de la inseguridad, los feminicidios, los robos a casa habitación, a negocios, los secuestros, la corrupción e impunidad rampantes, en fin, no se trata de ser puritanos, sino de en verdad combatir los males descritos; tácitamente el PRI y el grupo en el poder validan la veracidad de que Delfina representa un verdadero cambio en el Estado de México ya que pondría el fin de un coto de poder corruptor y definiría la antesala del escenario 2018.

El PRI continua con la estrategia esperada: promesas, dadivas, gastos de campaña rebasados, movilización de toda la estructura gubernamental, acoso, hostigamiento, etc., etc., etc., pero nada evidencia un combate a la corrupción, están más preocupados por garantizar la impunidad ya que de ser desplazados por MORENA será todo un año de denuncias por actos de corrupción que desgastará aún más la imagen del PRI de cara al 2018. La desesperación es tal, que señalan a Delfina y a AMLO como la encarnación de la podredumbre social y política. Ridículas declaraciones.

Sí al SNA pero mientras son elecciones, pónganle un pause

El fiscal anticorrupción no será nombrado sino hasta después de las elecciones, si se aplica la máxima de que en la política nada es casualidad, entonces se puede comprender por qué no han nombrado a la figura que se encargará de investigar y sancionar actos de corrupción. Al evitar el nombramiento del fiscal anticorrupción se blinda la posibilidad de que en plena guerra por el Estado de México se evidenciara por enésima ocasión los abusos y corrupción del PRI, eso sería mortal. Una vez más se trata de allanar el campo para que el candidato del PRI tenga un entorno viable para garantizar impunidad al grupo del poder.

Lo que hay que vencer aún

La desbocada de recursos económicos para la movilización, las agresiones físicas, judiciales y de toda naturaleza al equipo de campaña de MORENA, la miopía del árbitro, el fraude, la posible judicialización del proceso y en caso extremo de desesperación inhumana algún atentado.

@delfinochamorro

 

">